«Cráter» o cuando el manga pegó un estirón

Planeta recupera, en un único tomo, una de las grandes obras de Osamu Tezuka, una veintena de relatos dibujados en los complejos años 60 en Japón. Una extraordinaria mezcla de realidad y fantasía


Osamu Tezuka pasa por ser uno de los pioneros en la exportación del manga fuera de Japón. Lo hizo desarrollando su carrera en un momento muy complejo, años 60, con su país aún lamiéndose las heridas de la Segunda Guerra Mundial, intervenido por Estados Unidos, y bajo la permanente amenaza nuclear. Aquel ambiente fue el propicio para un tipo que empezó su actividad artística con algunos trabajos de corte algo infantil (La nueva isla del tesoro, o Kimba, el león blanco, que sirvió de inspiración para El rey león), pero que suponían una ruptura con el manga tradicional, encorsetado en historias breves, sin desarrollo.

Él fue el primero en hacerlo, y Cráter, una buena exposición de cómo lo hizo (luego llegarían monumentos como Alalabaster o Adolf, cumbres del noveno arte en Japón).

Cráter es un conjunto de historias, dieciocho, publicadas principalmente a finales de los sesenta y que releídas bien entrado el siglo XXI pueden resultar algo anodinas. Sería esa una interpretación superficial de un trabajo fabuloso que supone, aparte del entretenimiento, una inmersión en la arqueología de un momento clave para el desarrollo del cómic contemporáneo. Cráter es una obra en la que se advierte el estirón que está dando el género en un mercado clave, el nipón, que terminaría también llegando a Europa con otros trabajos.

La obra llega ahora compilada en un único tomo (un señor tomo, hay que decirlo) editado por Planeta y, obviamente, respetando el formato original (de derecha a izquierda, de atrás hacia delante). Manga para adultos en el que se van mezclando historias fantásticas sin un nexo claro, más allá de algún secundario, pero con elementos sorpresa comunes. Ningún relato se parece al anterior, y siempre se busca un giro argumental que termine por sorprender al lector. Son todos relatos que remiten a miedos atávicos, a presencias desconcertantes, a fantasmas del pasado y a personajes inquietantes. Una pedazo de historia del cómic. Se agradece este rescate.

«Cráter»

Osamu Tezuka

 EDITORIAL Planeta Cómic

PÁGINAS 560. Blanco y negro

PRECIO 30 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Cráter» o cuando el manga pegó un estirón