La lección de amor de Mafalda

FUGAS

Quino

Hace 50 años que llegó a España esta gran defensora de los derechos humanos y la inteligencia del lenguaje y el humor. ¿Qué es el amor, Mafalda? No esperes «susanitadas»

01 oct 2020 . Actualizado a las 15:37 h.

La realidad doméstica, la bola del mundo, políticos y correctos, la sopa, la hipocresía, cualquier chorrada convertida en ley adulta, los locutores de radio, padres, madres, profesoras y vendedores a domicilio, amigos propios y ajenos. No se me ocurre nadie ni nada que no hayan recibido un disparo genial y letal de la lengua de Mafalda. ¿Y el amor? ¿Qué lugar ocupa el amor y cómo se define en el universo inteligente y realista de la hija más rebelde de Quino? No esperes una «susanitada» de El amor según Mafalda, la ristra de tiras con que la editorial Lumen celebra el 50.º aniversario de la primera publicación en España de esta justiciera con lazo, faldas y humor. Hoy que quizá solo Mafalda sería capaz de aclararnos el rumbo y el sentido del Ministerio de la Igualdad, habrá que echar la vista atrás para armarnos con humor de su legado en viñetas.

«Ya que amarnos los unos a los otros no resulta, ¿por qué no probamos a amarnos los otros a los unos?». Elemental. Su gracia tiene un sentido, conciencia de las debilidades humanas, de cómo son las cosas por las dos caras.

En Confesiones de una editora poco mentirosa (Lumen, 2020), Esther Tusquets relata cómo llegó a conocer y contratar la obra del artista que se convirtió en uno de los iconos de la editorial. Tras coincidir en la Feria de Fráncfort con el agente de Quino, Tusquets hizo «una modesta edición del primer cuaderno» de Mafalda. «Creo que tres o cuatro mil ejemplares... Y la venta, ante la sorpresa de todos, se disparó de inmediato», relata en su libro la editora.