«Nada puede ser más moderno que volver a las raíces»

CARLOS CRESPO

FUGAS

El dúo Fuel Fandango reinventa la relación entre flamenco y electrónica con un ojo en la pista de baile

06 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Ella, Nita, venía de cantar coplas. Él, Alejandro, era productor y Dj. Ella admiraba a Paco de Lucía y le fascinaba Michael Jackson. Él hacía lo propio con Beck y Nirvana. La confluencia de sus destinos semejaba algo quimérico. Pero ahí están, 12 años después de conocerse y de una década tras haber editado su primer trabajo como Fuel Fandango. Más actuales, oportunos y precisos que nunca. Origen se me antoja el disco perfecto para simbolizar el nuevo tiempo que el cambio de década propicia. Se lo comento a Nita. «Yo no me veo pa' tanto [se ríe]. Nosotros lo que hemos buscado siempre es hacer algo atemporal, que fuese ajeno a las tendencias», responde. «Y al final, nos dejamos llevar por el instinto».

­-«Deja que la vida brote donde menos te lo esperas» es lo primero que se escucha en el disco. ¿Es lo que les ha ocurrido?

-Sí, nos ha brotado y bien. Que a la gente le gusten tanto las marcianadas que hacemos no era algo que pudiésemos esperar, no. Y menos en el contexto actual de la industria, en el que el sentido del arte ha pasado a un segundo plano. Hoy lo que prima es el márketing, el dinero o las redes sociales. Ahora bien, ha brotado, es cierto, y lo estamos disfrutando, pero también lo hemos pasado muy mal, que eso nunca se cuenta ni se cuelga en las redes.