Beret: «Parece que mostrar tus miedos te hace menos hombre»

El músico sevillano sigue superando las expectativas y la semana que viene actuará en el Coliseo de A Coruña, con las entradas agotadas


Si en el 2018 la noticia era que llenaba la sala Pelícano de A Coruña, el año pasado dio la campanada rebasando las 6.000 personas en el Coliseo. Pero hay más. A dos semanas del recital que dará este año en el mismo recinto, Beret tiene todo vendido. «Sí, la verdad es que en esa ciudad siempre pasan cosas espectaculares», dice.

­-Habla muchas veces del problema que tenía con la ansiedad al hablar en público. ¿No es un tratamiento de choque ponerse frente a 8.500 personas?

-Sí, tenía ese problema y podría decir que mi trabajo, aparte de gustarme me cura pero literalmente. Es un buen tratamiento.

­-¿También el mostrarse vulnerable en la música?

-Claro, en mis canciones hablo de lo que pienso y lo que siento, sin filtros. Parece que mostrar tus miedos o tus debilidades te hace menos hombre, al menos hasta hace poco. Es una cosa que no entiendo.

­-¿Cree que hay una nueva generación con una idea muy diferente de la masculinidad?

-Yo nunca he marcado esa diferencia entre lo que tiene que sentir una mujer y lo que tiene que sentir un hombre. Los hombres y las mujeres lloramos por las mismas cosas, aunque por fuera llevemos una carcasa diferente. En mis conciertos hay hombres que vienen a hablar conmigo de que les gusta mi música y terminan la frase diciendo: «Fíjate, yo, que soy tío también, te escucho». Es para decirle: «Pues mira yo, que soy tío y las escribo» [risas]. Es irracional.

­-«Lo siento» es una de esas canciones que en directo se convierte en un karaoke multitudinario. ¿Qué se siente ahí?

-Para nosotros es genial por dos razones. Primero, porque la gente se apropia del tema y parece que más que una canción es una parte del concierto. Por otra parte, la ensayamos muchísimo menos [risas]. Es la gente la que la hace. Es la que menos trabajada tenemos, porque la gente le da una fuerza increíble cantándola.

­-Juega con las palabras de un modo que al oírlo parece fácil. ¿Es así o le dedica mucho tiempo?

-Yo no me pongo en un folio y hago una estructura ni nada. Me sale de forma automática. Luego, al componer las canciones, me doy cuenta de que sigo unos patrones y transmito cosas muy simples pero con un filtro muy complejo.

-¿Le viene eso del rap?

-Sí, la forma me viene del pop y la lírica del rap, de improvisar y la música que escuché de pequeño.

-¿Hay una nueva generación de raperos pop, que no tienen ese punto callejero y agresivo de otros tiempos?

-El rap es mensaje. Puede ser callejero o de otro tipo de sentimientos. Pero tú cuando ves una composición así sabes que es de alguien que viene del rap. Un rapero no alarga palabras, por ejemplo. Yo a veces me sorprendo que la gente pueda aprenderse todas las canciones para aguantar dos horas de concierto cantando todo.

-En el disco aparece el rap, el pop, el reggae, orquestaciones... un abanico inmenso. Parece que no hay techo.

-No, para nada. De hecho el disco se llama Prisma por la diversidad que tiene. Hay muchas colaboraciones, temas de antes, temas de ahora. Quien quiera conocerme lo tiene todo ahí, en un solo disco.

??? A Coruña Coliseo 8 febrero 22 horas, entradas agotadas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Beret: «Parece que mostrar tus miedos te hace menos hombre»