Pastora Soler:«Después de lo que me pasó, siento que tengo otra vida»

Con más ganas de disfrutar que nunca, Pastora se sube al escenario en Sanxenxo, donde cantará desde copla a grandes baladas


Pastora Soler (Coria del Río, 1978) es cada vez más Pilar Sánchez. En esas dos mitades ha encontrado el equilibrio que, ella explica, necesita una artista para darlo todo en el escenario. Tras su parón por el estrés, sigue a tope con su gira, La Calma, en la que canta sus grandes temas. El 22 de agosto sus fans podrán disfrutarla en Sanxenxo.

­-Estás grabando tu disco número 11, casi nada.  

-Sí, empecé con 14 años, tengo 40, así que imagínate. Ha habido de todo en este tiempo, un proceso de aprendizaje, de superación, de sacrificio, de alegría y ha sido una carrera muy poco a poco, con muchas oportunidades, pero también con muchas piedras en el camino. Pero lo importante es disfrutar, tener un equilibrio entre lo personal y lo profesional.

­-¿Quién fue la primera persona que dijo: «Esta chica va a triunfar»?

-Mi familia fue la primera que creyó en mí. Eso siempre se ve desde casa; mi abuela materna fue la que le dijo a mi madre: 'Esta niña canta muy bien'.

­-¿Has sentido que estabas bien rodeada?

-Sí, pero hubo un momento de pensar en que yo era la que tenía que llevar las riendas. Al ser tan joven, estaba dirigida, pero luego ya vas sabiendo qué quieres y qué no. Pero eres tú la que tomas las decisiones. Mis padres me han protegido, mi madre hasta los 20 años me acompañó siempre, ahora está mi hermano.

-Eso pasa con muchos artistas...

-Es que al final tienes que tener mucho cuidado. En los viajes, en los momentos de soledad, necesitas el apoyo de alguien.

-¿A quién le has dicho por última vez eso de: «Quédate conmigo»?

-A mi marido, a él se lo digo continuamente. Yo ahora estoy en Madrid grabando y siempre le pregunto: '¿Cuándo vas a venir?' Los echo en falta, a él y a mi hija. No ver a mi hija me mata, me pongo un tope de 5 días, de ahí no paso.

-Vienes a Sanxenxo, ¿cómo resumirías lo que nos vamos a encontrar?

-Es un concierto muy especial porque sigo en esa gira, La Calma, que inicié después de mi vuelta. Y tengo muchas ganas de conocerlo porque creo que es precioso. Al ser en verano y al aire libre, le dan otro carácter. Voy a cantar mis grandes temas.

-Empezaste con copla, fuiste a Eurovisión, cantas grandes baladas... Y siempre eres impecable en el escenario, da la sensación de que todo lo haces bien.

-Gracias. Yo en mis conciertos siempre tengo que cantar una copla, una bulería, demostrar todo eso que forma parte de mí y que el público al final espera.

-Hiciste crac y pusiste el freno. También has sido un ejemplo para mucha gente, tuviste la valentía de explicarlo.

-El público empatizó con eso, porque nos pasa a todos. Fue algo muy humano en el fondo. No fue una cosa de la noche a la mañana, pero sentí que no podía más.

-Fue un punto y aparte.

-Totalmente. Además al mes me quedé embarazada, y entonces pensé que las cosas pasan porque sí. Cuando la gente me pregunta qué pautas seguir, solo les digo que hay que ir al terapeuta, pero para mí fue fundamental tener esa nueva ilusión.

-Y en esa calma, ¿qué hacía Pastora?

-Pues, mira, yo tampoco sabía que sería capaz de vivir sin la música y descubrí esa parte de cuidarme a mí misma. Hacer cosas normales: mi gimnasia, leer, charlar con mis amigos... Tener una vida de calma, ser feliz de ese modo me dio muchísima fuerza. Sentí que tengo otra vida y que no pasa nada.

-El verbo que más repites es «disfrutar».

-Sí, es que es la base de todo y más en profesiones como esta. Se trata de transmitir emociones a la gente y tú tienes que disfrutar. Si eso no fluye, no fluye nada. Y después de lo que me ha pasado, ese es mi lema: hay que ordenar todo alrededor para que cuando subas al escenario puedas disfrutar.

-Tu generación parece una piña. Salís unos en los conciertos de otros.

-Sí, yo creo que las puertas que abre uno son puertas que se abren para todos y para nada hay rivalidad, sino todo lo contrario. Ha habido un cambio muy grande en la industria, en la venta de discos, y hay mucho apoyo entre nosotros. Sobre todo entre mis compañeras: India Martínez, Rozalén, Vanesa Martín...

-¿Has sentido o sientes el machismo?

-Afortunadamente ha cambiado, pero hay mucho por hacer. Sí lo he notado, no se nos exige lo mismo a nosotras que a ellos. Nosotras tenemos que estar perfectas físicamente y creo que el público femenino con ellos siempre se ha volcado más.

-En ese camino de hormiguita, ¿has tenido las cosas muy claras?

-No, qué va. Al empezar tan chica me hubiera gustado; ahora que veo a gente como Rosalía con veintipocos años con esa seguridad en su estilo, que dirige su proyecto desde primera hora, pienso que yo eso no lo tenía. He tenido muchas inseguridades.

-¿Cantas en la ducha?

-No mucho. Quizás con mi hija he vuelto a cantar en casa temas infantiles, pero en esas fiestas en familia en las que todo el mundo espera que cantes, a mí me da una vergüenza brutal. Yo canto en el escenario, pero en casa necesito silencio.

-¿Qué música llevas en el móvil?

-De todo, muy diverso. Ahora que vengo del gimnasio caigo en el reguetón dichoso, porque para hacer deporte es brutal. Me gusta mucho Céline Dion, es mi ídolo, la fui a ver a Las Vegas en mayo en mis vacaciones y ¡buf! Es tremenda. Escucho a Alejandro Sanz, canté con él en Sevilla, él es un regalo. Niña Pastori, Vanesa Martín...

-¿Te gusta tener ese rollo de diva tipo Céline Dion?

-Qué va, qué va. Yo soy muy normalita, pero sí me gusta su tipo de música, y bueno, yo tengo a ese público gay que busca eso en mí también. Tengo que cuidar mucho mi vestuario, ese rollo.

-¿Por qué te tirarías ahora a la piscina?

-Me has pillado, tengo ahora todo muy tranquilo a mi alrededor.

-¿Otro hijo?

-Me gustaría porque, a medida que Estrella crece, me da pena dejarla sola, y además ella lo pide. Pero como ahora tenemos los hijos tan tarde hay que elegir: o el disco o el hijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pastora Soler:«Después de lo que me pasó, siento que tengo otra vida»