Vuelve el superventas de los años 30

FUGAS

El fervor sobre Stefan Zweig revive cuando van a cumplirse 80 años de su suicidio. Este 2019 se publican hasta seis títulos escritos o inspirados en el autor austríaco que lloró por el fin de Europa

03 jul 2019 . Actualizado a las 12:08 h.

El fenómeno editorial del momento se llama Stefan Zweig y murió en Petrópolis, Brasil, en el año 1942. Aunque su nombre no figura en las listas de los más vendidos, ni puede acudir a presentaciones ni a firmas de libros, la fascinación sobre el autor nacido en Viena en 1881 se palpa en títulos y cifras. Entre el 2014 y el 2018 se publicaron en España hasta 40 obras del escritor. En lo que llevamos de 2019, el aluvión no cesa. La biografía ilustrada Stefan Zweig, la tinta violeta (Nórdica), La revolución interior (Errata Naturae), que aúna textos de Zweig y Tolstói, y sus semblanzas de Balzac (Paidós) y Magallanes (Capitán Swing) son cuatro de las novedades. Pero, si que hay que destacar un sello editorial en este resurgir, ese es Acantilado. La editorial barcelonesa acaba de publicar la biografía del autor austríaco sobre Americo Vespucio, programa para finales de año Encuentros con libros y quiere sacar a la luz en el 2020 sus diarios. Con ellos, serán 39 las obras que Acantilado devuelve a la vida del que fuera superventas europeo. «Es un acto de justicia con un autor esencial», dice Sandra Ollo, la editora.

Además, en Galicia lo podemos redescubrir también en gallego. A impaciencia do corazón ( Editorial Hugin e Munin), Momentos estelares da humanidade  (Kalandraka) y Novela de xadrez (Irmás Cartoné) son los últimos tres títulos traducidos en el último año del autor a nuestra lengua.

El futuro era brasil

Para los que no lo conocen, Stefan Zweig, austríaco y judío, fue un autor inmensamente popular y prolífico. Firmó 79 títulos y vendió cientos de miles de ejemplares de sus ensayos, novelas, cuentos, biografías, poemarios y libretos teatrales entre los años 20 y 30. Llenó auditorios en sus conferencias y compartió amistad con intelectuales como Freud, Mann, Rilke o Roth. Tras años de exilio, se suicidó junto a su mujer en Brasil en 1942. «Sus textos son un friso que ilumina muchos aspectos del presente, no solo desde el punto de vista histórico, sino del personal. Esto es lo que tienen los grandes autores y el secreto de su vigencia», explica Ollo.