¿Serán ellos los nuevos campeones?

La misión se antoja casi imposible: una treintena de películas españolas intentarán superar los 18 millones de euros largos sumados por «Campeones» desde abril


El cine español que llegará a las pantallas en las próximas semanas ha sacado toda su artillería pesada en busca de objetivos ambiciosos. Si Javier Fesser ha conseguido reventar la taquilla, con el apoyo del gallego Javier Gutiérrez y su equipo de baloncesto, no caben muchas excusas para justificar las discretas recaudaciones que habitualmente obtienen la mayor parte de las películas made in Spain. Las que vienen son ficciones de dos géneros al alza, el thriller y la comedia, avaladas por nombres bien consolidados en el panorama patrio, como Gracia Querejeta, Julio Medem, Emilio Martínez-Lázaro e Iciar Bollaín, junto a otros muy respetados por la crítica aunque de escaso respaldo taquillero como Jaime Rosales, Isaki Lacuesta o Carlos Vermut, acompañados de promesas ya consolidadas como Dani de la Torre, Mar Targarona, Miguel Ángel Vivas u Oriol Paulo. Más de uno tendrá que ponerse el traje de superhéroe, como ha hecho Dani Rovira al interpretar el personaje del cómic de Jan, para encontrar un hueco en los cines, cada vez más colapsados por el producto mainstream.

Al solvente Rodrigo Sorogoyen le toca abrir la tanda hoy mismo con El reino, asunto de corrupción política con Antonio de la Torre, para cerrarse allá por Navidades con el regreso del veterano José Luis Cuerda y su distópico divertimento Tiempo después, de reparto tan coral como plural, en el que sobre el año 9177, «año arriba, año abajo», están Arturo Valls, Berto Romero y Buenafuente entre muchos otros. Ambas con el aval de la crítica en el festival de San Sebastián en curso.

Se cuela por medio Gracia Querejeta con su Ola de crímenes y Maribel Verdú intentando ocultar el cadáver de su padre y con un reparto en el que figura Luis Tosar, el mismo que encabeza los gánsteres de los años 20 en La sombra de la ley del monfortino Dani de la Torre. Gallego es también Manquiña, uno de los cuatro jubilados en Miau, del casi debutante Ignacio Estaregui.

El coruñés Mario Casas adelgazó muchos kilos para Mar Targarona y ser El fotógrafo de Mauthausen, el muy real Francesc Boix en los años duros del nazismo, mientras que otro coruñés, Javier Rey, catapultado por la serie Fariña, protagoniza junto a María León el drama sentimental Sin fin, de los hermanos noveles César y José Esteban Alenda.

DANI ROVIRA, DOBLETE

La actriz Bárbara Lennie se va en busca de un padre desconocido de la mano de Jaime Rosales en el drama

Petra,

como Najwa Nimri va de cantante repentinamente amnésica en su regreso a los escenarios para Carlos Vermut.

Sobre un guion propio, Julio Medem se va a un caserío vasco para un turbio asunto de raíces familiares en El árbol de la sangre, e igual llamada de la sangre es la que mueve a José Coronado a tomarse la justicia por su mano en Tu hijo, de Miguel Ángel Vivas, elegida para abrir la próxima Seminci de Valladolid.

Un registro diferente es el de Oriol Paulo en Durante la tormenta, misterio con ingredientes fantásticos y salto temporal, que lleva a Adriana Ugarte a salvar a un crío… 25 años antes. Con Entre dos aguas, Isaki Lacuesta reúne a dos hermanos unos años después, marcados por un pasado violento. En tono bien diferente es Mi amor perdido, del exitoso Emilio Martínez-Lázaro, el de Ocho apellidos vascos y su secuela, una de amor de pareja y un gato que solo entiende en valenciano, de nuevo con Dani Rovira que semanas antes habrá estrenado Superlópez para Javier Ruiz Caldera. Pondrá el broche navideño antes de la cita con Cuerda, el biopic Yuli, sobre el bailarín cubano Carlos Acosta, a cargo de Iciar Bollaín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Serán ellos los nuevos campeones?