«De un modo u otro, todos le echamos teatro a la vida»

La actriz y productora gallega pasó por diferentes series de televisión antes de volverse su propia jefa en «Producciones OFF». Firme defensora de la igualdad de la mujer en la sociedad, una de las banderas que ondea desde su profesión, asegura que en España tenemos mejores actrices que actores

.
S.F

Se dio a conocer en series televisivas como Nada es para siempre, Apples o Mareas Vivas, esta última una exitosa producción de Voz Audiovisual para TVG, aunque muy pronto se apuntó a interpretar importantes estrenos de la cartelera. La vimos a las órdenes de José Luis Cuerda en La lengua de las mariposas, con Xavier Villaverde en Trece campanadas o en Montaña rusa con Emilio Martínez Lázaro. Cuando trabajaba en el Teatro Lara decidió que quería un cambio en su vida, Y desde entonces, ha compaginado la actuación con la dirección de su empresa, Producciones OFF. El año pasado puso en marcha el proyecto cinematográfico Llueven vacas, con el tema de fondo del maltrato y la violencia de género. Actualmente está inmersa en la obra de teatro Todas las mujeres, en la que además participa su marido, Fele Martínez.

-Estudiaste publicidad pero acabaste como actriz. ¿Siempre tuviste esa vena artística?

-Pues sí, empece a hacer cositas pequeñas en el instituto y cuando llegué a la universidad me metí en un grupo de interpretación. Cuando estaba haciendo las prácticas colaboré con el Teatro Alternativo de Vigo y a partir de ahí continué. Me fui yendo poco a poco hacia el lado artístico.

-Y de actriz diste el salto a productora ¿Con cuál te quedas?

- Las dos cosas, pase mucho tiempo pensando que mi gran vocación era la interpretación pero al trabajar como programadora en el Teatro Lara me di cuenta de que son tareas indivisibles. Me encanta darle forma a un proyecto, que una idea pase de estar en el papel a convertirse en algo vivo es maravilloso. La producción es algo muy chulo y es que las dos cosas están unidas, no puedo elegir.

- Creaste una empresa con solo 20 personas ¿Cómo surgió?

-Surgió de una forma muy natural. Trabajaba en el teatro en ese momento y por contactos fui conociendo a mucha gente. Pensé en qué proyectos me gustaría trabajar y me surgió la idea de tener una productora. Estaba muy a gusto en el teatro pero no era mi empresa, y yo tenía ganas de trabajar para mí.

- ¿Y cómo hiciste de «Producciones OFF» un referente?

-Unos amigos nos llamaron para ayudarles con un proyecto, otros nos dijeron que le hiciéramos la producción, y a partir de ahí fueron surgiendo oportunidades. En dos años salieron producciones que se hicieron muy populares. Los miércoles no existen estuvo tres años en cartel con gira nacional. Todos los proyectos que salieron eran muy diferentes pero todos exitosos, eso nos hizo poder continuar.

-¿Qué tiene que tener un buen productor?

-Mucha sensibilidad. Cambian muchísimo las cosas desde que tienes una idea en mente hasta que llega a cuajar. También es bueno tener un poco de instinto, y sobre todo mucha empatía con todas las partes del proyecto, desde los actores hasta la administración. Hay que saber que es lo mejor en cada momento y cuidar de tu equipo. Y a parte de todas estas cosas también hay que tener suerte, eso está claro.

-¿Cómo afrontas tu día a día?

-No tengo uno igual. Todas mis jornadas son súper diferentes, tanto para lo bueno como para lo malo. Cambian tus horarios y la rutina, eso es lo que me engancha de esta profesión. Llevo mal lo de estar 8 horas sentada en una oficina. No valdría para eso. Aquí dependes de ti para todo, pero ahora que soy madre agradezco mucho tener mi propia empresa. De este modo puedo organizarme a mi manera para pasar más tiempo con mi hijo.

-Tu pareja, Fele Martínez, también se dedica a la interpretación. De hecho, compartís reparto en «Todas las mujeres» ¿Como lo compagináis?

-Pues como podemos [Risas], a veces se hace complicado pero es muy bonito poder compartir el mismo trabajo con la familia que hemos formado. Somos unos privilegiados por poder vivir este momento. La mayoría de las cosas que nos pasan son positivas. Estamos muy contentos.

-¿Le echas mucho teatro a la vida?

-Creo que como casi todos, la mayoría hacemos teatro todos los días. Ninguno es igual con su madre, que con su jefe o con su pareja. Todos somos actores vocacionales, solo que algunos intentamos vivir de ello [Risas].

- ¿En qué papel te lo has pasado mejor o lo has disfrutado más?

-Tengo muy buen recuerdo de una que hicimos entre amigos hace 6 años, era una obra bastante pequeña que se basaba en una comedia absurda y surrealista. Me pasaba toda la obra siendo una mujer ejecutiva secuestrada y ademas ¡atada a una escalera! Había también un torturador pesadísimo que me paraba siempre para hacer encuestas.

-¿Galicia o Madrid?

-Esa pregunta sí que es súper fácil. Viviría encantada de la vida en Galicia. Adoro mi tierra, tiene mar, tiene una vida tranquila y lo más importante, tiene albariño [Risas]. Pero las circunstancias del trabajo hacen que tenga que estar en Madrid. Ojalá pudiera hacer lo que hago aquí pero viviendo allí.

-¿Teatro o televisión?

-Me gusta todo. Este año estuve muy metida en el cine y tuve unos compañeros brutales, me encantó la experiencia. En televisión todo va mucho más rápido, y en teatro cada función es diferente. Me encantaría poder compaginarlo todo la verdad. Dicen que los verdaderos actores son los de teatro, «porque son los que transmiten al público» y yo no creo eso, creo que los actores cuanto más versátiles mejor, y eso incluye trabajar en diferentes medios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«De un modo u otro, todos le echamos teatro a la vida»