Los festivales se sacan el DNI gallego

FUGAS

LUCY NICHOLSON

Los escenarios afilan su personalidad ofreciendo contenidos cada vez más exclusivos y experiencias de ocio que le dan otros sabores a la música

15 jun 2017 . Actualizado a las 02:18 h.

Hay negocio. Y hay ocio. También empresarios con oficio, visión de la jugada y ganas no solo de hacer las cosas bien, sino de hacerlas con personalidad. El mapa de los festivales musical gallegos es, en la actualidad, uno de los más interesantes del territorio nacional. Compuesto de eventos de diferentes tamaños y estilos, muestra sus encantos al visitante. Dice Kin Martínez, responsable del Portamérica, que cuesta atraer al público a Galicia. Pero que una vez llega, está ganado.

Lejos están las montañas rusas de los años Xacobeo. Durante doce meses, lo daban todo. Y luego, el desierto. Esos macroeventos con nombres como The Cure, Lou Reed, Massive Attack, Muse, Pet Shop Boys o Arcade Fire flotando en dinero público hacían que los gallegos se sintieran por un momento en una gran ciudad. Para después volver a la realidad. En el último Año Santo, el del 2010, se apostó por el Sonar Galicia y el Vigo Transforma con idea de continuidad. Apenas la tuvieron un año. Luego se evaporaron.

Frente a ello, y lidiando la crisis, se fue edificando un tejido de eventos con dimensiones más realistas e intenciones que trascienden al indie anglosajón dominante. Además, pretendían mirar más allá de la música. Unos apostando por la ligazón con la gastronomía, otros con el entorno en donde se desarrollan y algunos mezclando los sonidos con el deporte, encaminaron la experiencia a algo que rebasa el hecho de contemplar un suceder de bandas. Lo hicieron bien, ganándose el favor del público y de los medios.

En los últimos Premios Fest el Resurrection Fest de Viveiro ganó el galardón al mejor festival de gran formato. En la anterior edición, además, se había reconocido al Sinsal San Simón, como mejor festival de pequeño formato, y al Portamérica, como mejor zona de restauración. Además se palpa mayor profesionalización del sector, apertura a nuevos públicos más allá de la juventud nocturna y la ocasional unión de fuerzas bajo un mismo frente común. Ahí está, por ejemplo, la propuesta de la Diputación de Pontevedra del año pasado respaldando por su potencialidad turística los eventos de las Rías Baixas. Participaron Cultura Quente (Caldas), Atlantic Fest (A Illa de Arousa), PortAmérica (Nigrán), Sinsal Son Estrella Galicia (Redondela), SonRías Baixas (Bueu), O Marisquiño (Vigo) y As Revenidas (Vilagarcía). Este año se reedita la experiencia. Mientras, históricos como Ortigueira o el Noroeste Pop Rock resisten, adaptándose a los tiempos. Y surgen nuevos pequeños nombres.

Atlantic Fest | Los «indies» han crecido y ahora acuden con sus hijos

La generación que acudió al FIB en los noventa con sus zapatillas Adidas Gazelle supera ya los 40 años. Pero sigue queriendo disfrutar de la cultura festivalera con su actual calzado y nueva vida. El Atlantic Fest de Vilagarcía nació el año pasado apelando directamente a ese público. Se trata de un evento enmarcado en un lugar privilegiado (la Illa de Arousa), cómodo y sin aglomeraciones en el que acuden familias con hijos, en total ambiente de fiesta.

Dura tres días. Un primero y un tercero con conciertos en las tascas del pueblo, su auditorio o la plaza de abastos. Y otro en una gran carpa en donde actúan los grupos más importantes. Este año las dos grandes bazas las representan Los Planetas y Lori Meyers, iconos del pop independiente nacional. Además tocarán figuras internacionales como The Tender Trap, Mäximo Park, así como Delorean, Anni B. Sweet, L.A., Joe Crepúsculo y Apartamentos Acapulco . En las jornadas previas de viernes y domingo se repartirán las actuaciones con nombres como Rosalía & Raül Refree, Os Amigos dos Músicos, Puma Punku, Birds Are Indie, Dois o Esposa.

30 de junio, 1 y 2 de julio. Diferentes espacioes en A Illa de Arousa. Abono: 48 euros. ¿Qué lo hace especial? Se desarrolla en A Illa de Arousa al lado del mar. El ambiente familiar. Los horarios diurnos, empezando por la mañana. Y los conciertos en pequeñas tascas del pueblo.

Resurrection Fest | Festín de «hardcore», punk y metal de nivel internacional

XAIME RAMALLAL

Es el gran evento del ramo en España. Uno de los mejores de Europa en lo suyo. Y una referencia total a nivel internacional. El Resurrection Fest se viene celebrando en Viveiro desde el 2006, poniendo la ciudad en el mapamundi musical y creciendo de manera espectacular. El gran salto lo ha dado con el cambio de década, rebasando la barrera de los 30.000 espectadores. El año pasado, contando con un icono como Iron Maiden en su cartel, agotaron las localidades. Fueron en total 80.000 personas las que vibraron con las guitarras crujientes, los ritmos avasalladores y la tralla metálica. Un hito.