¿Qué tiene Shakira que arrasa con todo?

Con el lanzamiento del último disco, «El dorado», la cantante consiguió el número uno en solo dos horas en 34 países. Analizamos el porqué de este exitazo.

.

En las grandes ligas comerciales del pop nada se hace al azar. Un movimiento como el disco de una superestrella del nivel de Shakira se calcula al milímetro para, entre otras cosas, llegar el número uno en el menor tiempo posible. El dorado lo ha logrado en un instante. Lo celebraba la propia artista en Twitter. El mismo día de su lanzamiento y a las pocas horas ya había alcanzado número uno en 34 países. Qué significan récords así en el año 2017 -¿cuánto hay que vender para ello? ay, esa pregunta - ya es otra historia. Pero habla a las claras del empuje demoledor de ciertos artistas. Solo apelando a la marca, Shakira logra convertirse en el acontecimiento musical de la semana.

Nada es casual, insistimos. Tras ello existen muchos otros elementos que permiten que ese impulso permanezca. Al modo de un estudio de mercado, Shakira y su equipo le han tomado el pulso la música que triunfa en este momento y han confeccionado un disco en consonancia. En primer lugar, tirando de hits contrastados en los últimos meses. Ahí está La bicicleta, que interpreta con Carlos Vives transformando un vallenato colombiano en una pieza de reguetón contagioso. También Chantaje, que canta con Maluma acercándose a la sensualidad difuminada del trap; y Déjà vu, con Prince Royce, donde se entrega a la bachata de bajas revoluciones y el romanticismo aterciopelado. Lo ya conocido concluye con Me enamoré, apelando a las mariposas en el estómago que le hizo sentir su actual pareja Gerard Piqué cuando se conocieron. Lo hace con una pieza saltarina y repleta de rimas facilonas («Mira qué cosa bonita / Qué boca más redondita / Me gusta esa barbita»).

Esos cuatro cortes previos se completan en el álbum con nueve temas más inéditos, que amplifican la sensación de puzle. Algunos fans han protestado por lo que consideran un batiburrillo de cortes de aquí y de allá en lugar de un álbum unitario. En ese sentido, El dorado semeja más bien una compilación de lo hecho por Shakira en los dos últimos años que un disco grabado de inicio a fin con esa intención. El hilo conductor lo da la artista. También sus posibilidades. Porque en él hay mucho hit en acto. Pero también en potencia. Y todo ello en un clima idílico: el de un bum latino que apuesta por el reguetón suave como estilo dominante en la pista. A los Luis Fonsi o Enrique Iglesias que suenan en todas partes nos remitimos.

Guiños a EEUU

Para darle más color a la paleta, la cantante colombiana también lanza guiños al mercado anglosajón. El disco incluye varios momentos en inglés. When a Woman mira directamente a las luces y sombras con toque de baile de las reinonas del r&b. Coconut Tree la enmarca en un pop totalmente convencional y agradable a la escucha. Y What We Said, donde hace pareja con Magic, vuelve a danzar al son del ritmo sincopado y electrónico que gobierna el Caribe. Por si esto no fuera suficiente, la artista abre una nueva grieta de la mano del rapero francés Black M. Canta con ella Comme moi.

Pero quizá lo mejor del disco, se encuentra en Amarillo. Una canción que arranca con un ritmo a lo Be My Baby de The Ronettes pasado por The XX, llega a un puente que plasma el ensueño de una relación («Estoy perdida, vivo anclada casi Como un pájaro a su cielo azul») y termina en un estribillo rotundo que no cuesta imaginar cantado por miles de fans en directo. Quizá ahí, en la pista y el tú a tú, se confirme que el estudio de mercado ha sido el correcto. Otra vez más, que conste.

Votación
13 votos
Comentarios

¿Qué tiene Shakira que arrasa con todo?