Desmontando al gran guerrero mongol

«El conquistador del mundo. Vida de Gengis Kan», de René Grousset


.
 Si hay un hombre de leyenda ese es Gengis Kan (1162-1227). Sus resonancias míticas solo son comparables con titanes de la dimensión histórica de Napoleón, Julio César, Alejandro Magno o Cleopatra. 

Pero el conquistador que viene de esa gran región desértica de Asia denominada Mongolia está rodeado de épica fantástica, y su origen hay que buscarlo en buena medida en ese libro de autor anónimo cuya escritura data del mismo año de la muerte del emperador: La historia secreta de los mongoles.

Inspirado en este texto nace también el ensayo biográfico ya clásico que el orientalista René Grousset (Aubais, 1885-París, 1952) publicó en 1944 y que ahora rescata por fin el sello Acantilado para el lector en castellano. El trabajo ?que se disfruta como una novela? desmonta muchos de los lugares comunes que acechan la figura de Gengis Kan, cuya sanguinaria crueldad debe ponerse en solfa y juzgarse a la luz del contexto histórico (es decir, la oscura Edad Media). 

Lo fascinante de acercarse a este descendiente del Lobo Gris y la Cierva Salvaje es poder comprender cómo fue posible ?en apenas tres decenios? la creación de un imperio que se iniciaba en la costa del Pacífico, rondaba el Círculo Polar Ártico e incluso rozó el Danubio.

Votación
0 votos

Desmontando al gran guerrero mongol