«La música nos conecta a niveles profundos, tiene poder para curar»

La cantante israelí inicia en Vigo y A Coruña su gira española


redacción / AGENCIA

La cantante israelí Noa (Tel Aviv, 1961) regresa a Galicia para ofrecer sendos conciertos mañana en Vigo (Afundación, 21 horas) y el sábado en A Coruña (Teatro Rosalía, 21 horas) en los que presenta su nuevo disco.

-Ya ha cantado antes en Galicia, pero esta vez empieza aquí la gira española de «Love Medicine».

-No había ningún plan previo, simplemente surgió esa oportunidad y dijimos: adelante. No se trata de una gira convencional (no soy una mujer convencional), pero cuando tengo una oportunidad para cantar, ¡pues canto! Aparte de eso, adoro Galicia y estoy feliz de poder volver.

-Colaboró con Carlos Núñez. ¿Habrá alguna actuación sorpresa en los conciertos?

-No sé demasiado sobre la música gallega pero lo que he escuchado me encanta, incluido Carlos Núñez, claro. Tiene mucho talento y carisma. Le he invitado a participar en mi concierto pero aún no he recibido respuesta.

-Una sorpresa de «Love Medicine» son las canciones que iban a formar parte de un musical sobre Juan Pablo II que nunca llegó a hacerse. ¿Por qué las ha recuperado ahora?

-Hace veinte años Gil y yo tuvimos el honor de actuar ante el papa Juan Pablo II por primera vez. Después nos invitaron una y otra vez durante su papado. Fue un líder religioso maravilloso, un hombre con un corazón y una mente abiertas que reclamaba la paz en el nombre de Dios. Nos invitó a una audiencia con él varias veces y siempre preguntaba por Israel, se notaba que se interesaba de verdad por la paz en la zona. Era un buen hombre. El actual papa Francisco continúa con el mismo espíritu: sus últimas declaraciones son increíbles cuando dice que uno no tiene porque creer en Dios para ser un buen ser humano. Bravo. Cuando trabajaba en las canciones sobre Juan Pablo II me fascinaba su vida. Creo que algunas de las canciones de este proyecto son las más hermosas que haya escrito nunca, especialmente Little Star y Don?t be afraid. Cuando el musical no fructificó decidí incluirlas en Love Medicine, ya que provienen del mismo lugar emocional que apunta el título.

-¿Y las dos versiones, de The Bangles y Bobby McFerrin?

-Eternal Flame es una canción que me encanta desde que tenía diez años. A finales de los noventa conocí a uno de los autores de la canción, Billy Steinberg, y nos hicimos buenos amigos. Decidí versionarla como un pequeño regalo para él, ya que Gil y yo teníamos algunas ideas bonitas para los arreglos. Estamos muy orgullosos del resultado ¡y a Billy le encanta! En cuanto a Mere Words, conocí a McFerrin en Israel en el 2013. Fui su invitada y nos hicimos amigos. Le pregunté si quería que cantase algo especial y me dijo que Mere Words, que había «olvidado». Inmediatamente me aprendí la canción y esa noche se la canté como una sorpresa. Fue un momento hermoso.

-«Love Medicine»: ¿la música cura individuos y también sociedades?

-La música puede ser una herramienta fantástica para la comunicación y la reconciliación, ya que nos conecta a niveles profundos, dejando expuesta nuestra humanidad, nuestra vulnerabilidad y nuestras emociones. La música tiene el poder para curar, es como una magia negra limpia. Me siento afortunada de poder vivir mi vida con la magia de la música, aunque no siempre sea fácil. Sin vergüenza alguna, utilizo esta magia negra limpia al servicio de la belleza, la profundidad y el amor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La música nos conecta a niveles profundos, tiene poder para curar»