«Los tiempos de la mente son distintos a los del almanaque»

Trabaja en Santiago desde 1990 y fundó la asociación de expertos


SaNtIaGO / LA VOZ

Nació en Galicia, se formó como psiquiatra y especialista en psicoanálisis en Argentina y desde 1990 ejerce en Santiago, donde colabora con la Cátedra de Psiquiatría de la USC y estuvo entre quienes fundaron la Asociación de Psicoanálisis Aplicado Gradiva, que está reconocida para formar y acreditar nuevos psicoterapeutas. Eugenio Cornide volvió a ser ponente, en unas jornadas sobre la psicosis celebradas ayer y anteayer.

-¿Cómo decidió venir para Santiago?

-En 1989, el año anterior a venir, coincidí en un congreso celebrado en Grecia con Antonio Rodríguez, quien fue catedrático de Psiquiatría de la USC, y con Fernando Márquez. Con ellos, y más recientemente con María Dolores Domínguez, colaboré en actividades, como tres ediciones de cursos de especialistas en psicoterapia y, ahora, un curso programático de orientación en psicoanálisis entre la USC y el Instituto Universitario de Salud Mental de Buenos Aires, que es totalmente en línea.

-¿Y su actividad asistencial?

-Trabajé siempre en consulta privada. Estoy muy satisfecho de ayudar y ser ayudado. El trabajo me permite vivir satisfactoriamente, sentir que hago lo que me gusta y ayudo a las personas a poder vivir mejor y superar situaciones traumáticas, difíciles, de su vida cotidiana o de su experiencia pasada.

-¿Cómo es ese trabajo?

-Como dice un amigo mío, traballo non falta, cartos non sobran. Se trabaja bien. Colaboro con mutuas, que incluyen dentro de los tratamientos la psicoterapia, no solo los fármacos. También asisto a pacientes solo privados.

-¿Cómo es la psicoterapia?

-Son sesiones semanales o de varias veces por semana. No depende de la patología o del problema, sino del interés de la persona y del interés del terapeuta.

-¿Qué una persona confíe en un psicoterapeuta significa que le funciona la psicoterapia?

-Eso es como todo: una persona desde que nace necesita creer en algo, ya sea con que nos vamos a encontrar con una mamá, un papá, o una teta que nos dé la leche; como creer también en que vamos a confiar en algo. Si alguien hace psicoterapia es porque confía sobre todo en su psicoterapeuta; porque se establece una alianza terapéutica, en la que se basa la psicoterapia.

-¿Cuánto puede durar una psicoterapia? ¿Depende del problema que se trate?

-No depende del problema. Es como el poema de Machado: hacemos camino al andar. El paciente y el psicoterapeuta deciden cuándo comenzar, y también cuándo acabar. Los tiempos de la mente son distintos a los del almanaque, no pueden medirse igual.

-Presentó el viernes una ponencia sobre «Psicoanálisis y neurociencias. De los sueños a la psicosis», ¿en qué consiste?

-Todas las noches, al dormir soñamos, en vez de tener una psicosis. Hay una analogía entre psicosis y sueño. El paciente psicótico no sueña y tiene dificultades para dormir; sueña día y noche. El delirio, la psicosis, es una forma de sueño diurno que dura las 24 horas.

-¿Cuál es la función del sueño?

-Tiene en parte una función terapéutica importante, de elaborar las cosas cotidianas o las situaciones traumáticas, y preparar la mente para el día siguiente. Es una forma de elaborar las cosas del día, de ponerse en contacto con cosas anteriores de la propia vida y prepararse para el día siguiente.

Eugenio Cornide CHEDA médico psiquiatra y psicoanalista

«Si alguien acude a psicoterapia es porque confía en su psicoterapeuta»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Los tiempos de la mente son distintos a los del almanaque»