«Mi identidad está en el Prado»

Francia nombra Caballero de la Orden de las Artes y las Letras a la crítica literaria, ensayista y traductora Mercedes Monmany


Redacción / La Voz

El Gobierno galo concedió a la crítica literaria Mercedes Monmany el título de Chevalier de l?Ordre des Arts et des Lettres en atención a su labor en favor de la cultura.

-¿Qué le dice tal título?

-Queda raro, pero no hay título de dama. Me dice de mi especial unión con la cultura francesa, sobre la que he escrito mucho. Admiro su sentido de la cultura. Allí un estudioso de Harvard puede hablar media hora sobre un ensayo en la televisión.

-¿Qué le falta a España?

-Sensibilización. Y es básico un nivel de cultura y educación, por encima de las crisis puntuales. Es nuestro I+D.

-Crítica, ensayo, traducción... ¿Dónde está más cómoda?

-Me siento cómoda con la exigencia, con la excelencia.

-Anda en un tomo de ensayo Por las fronteras de Europa.

-Es la obra de mi vida, le he dedicado mucho tiempo. Es un recorrido por las literaturas de Europa. Con prólogo de Claudio Magris, un maestro y amigo muy querido. Siempre fui europeísta. Y lo que nos une es la cultura, no la política. Los Gobiernos pueden ir, venir, lo que queda es el rastro cultural.

-¿La frontera es un lugar de creación especial?

-Magris recordaba cómo desde las montañas de Trieste veía el otro lado, el telón de acero. En aquellos años, un mundo sin libertades. El Danubio trata de eso, atravesar fronteras, conocer culturas, pasados históricos diversos... Eso me inspiró mucho. Europa debe acabar con las pequeñeces que nos separan.

-¿Cómo ve que Cataluña quiera su propia frontera?

-Máximo respeto por el pensamiento del otro. A nadie se le puede prohibir tener sueños. Pero soy firme partidaria de la ley y de las Constituciones, que no son algo inmóvil, se pueden reformar. Los italianos tienen 150 años de unión, y celebran mucho el día de la unidad. En España son 500 años de historia. Si se desea un cambio, ha de hacerse por pasos ordenados. Yo soy europea, española y, porque he nacido en Barcelona, catalana. Me entusiasma la cultura de Cataluña y respeto sus señas de identidad, pero me considero española; mi identidad está en el museo del Prado, lo tengo clarísimo: Velázquez, Goya, el Siglo de Oro, Cervantes... Me aterraría salir de Europa, y es el riesgo, lo han avisado.

-César Antonio Molina, su marido, donó parte de su biblioteca a la biblioteca de la Deputación da Coruña, ¿no echó de menos algún libro?

-Hay muchos libros con los que nos relacionamos, uno conserva los de trabajo, investigación... A lo mejor te reservas unos favoritos. El resto se puede vender, y lo respeto. Mi marido y yo estábamos perfectamente de acuerdo en donarlos. Y lo hicimos con gran satisfacción.

-¿Alguna vez le ha tocado criticar un libro de su marido?

-No, ni lo hubiera hecho, es evidente. Sería extravagante.

-¿Qué libro se llevaría a una isla desierta?

-El Quijote, aunque espero poder llevarme una maleta.

MERCEDES MONMANY crítica literaria, ensayista, traductora

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Mi identidad está en el Prado»