El camino de vuelta


Los socialistas llevaban dos meses hablando (en directo, a través de comunicados, en asambleas y reuniones, hasta en cafeterías) y ahora, gracias al barómetro de Sondaxe para la edición ourensana de La Voz, han hablado los ciudadanos. Lo han hecho alto y claro. Son muchos, sobre todo en la capital, los que creen que el PSOE pagará en las urnas una crisis municipal que ya ha tenido un precio: el de la imagen de un partido dividido. El porcentaje sube entre los encuestados que votan socialista. No puedo hacer un análisis demoscópico de eso pero sí uno usando el sentido común: es lógico que estén más decepcionados. Ahora, unos y otros, paquistas y pachistas -también quienes solo están afiliados al partido- quieren desandar el camino del descrédito y recuperar la confianza de los votantes. Al menos ahora hablan de los ciudadanos cuando llevaban demasiado tiempo hablando de sí mismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El camino de vuelta