Una ciudad más inteligente

El proyecto Smart City permitirá la telegestión de servicios públicos, con una inversión estimada de 20,5 millones y la creación de dos mil empleos


A Coruña / La Voz

«Alberti decía que una ciudad es como una casa grande», recordaba ayer la directora general de Innovación y Competitividad, Luisa Castaño, en la presentación del proyecto Coruña Smart City, una iniciativa que busca convertir esa casa en una vivienda domótica, permitiendo la telegestión de los servicios públicos, acercando la Administración al ciudadano y abriendo un nuevo canal de información para las empresas para mejorar su competitividad.

¿Qué es Smart City?

Es un proyecto municipal, en el que se comenzó a trabajar en julio del 2011, que busca posicionar a A Coruña dentro del grupo de ciudades inteligentes. Cuenta con una financiación de 11,5 millones de euros (el 70 % a través de fondos europeos) para el período 2012-2014.

¿Cuáles son sus objetivos?

La finalidad es permitir la gestión integral de la ciudad, con varios objetivos concretos: reducir el impacto en el medio ambiente; favorecer el desarrollo sostenible; generalizar las tecnologías de la información (TIC) como herramientas de gestión e impulsar la relación del ciudadano con la Administración, así como la economía local, especialmente en el sector tecnológico.

¿Cómo se desarrollará?

El proyecto tiene dos fases. La primera consistirá en el desarrollo de una plataforma tecnológica que permita recoger y canalizar la información en toda la ciudad, así como una oficina que coordine el proyecto y lo promocione a nivel internacional. En esta primera etapa, que se prolongará hasta finales del año que viene, se articulará «un cerebro capaz de analizar y tener criterio, convirtiendo los datos en gestión eficiente», según remarcó ayer Jaime Castiñeira, director general de Emalcsa. Posteriormente, se licitarán una veintena de proyectos piloto, los primeros a partir del próximo mes de julio, que se integrarán en esa plataforma y que tendrán como objetivo la mejora de los servicios públicos.

¿En qué consistirán esos proyectos sectoriales?

Habrá tres grandes bloques. El primero estará orientado a reducir el impacto de la ciudad en el medio ambiente, con la telegestión del servicio de abastecimiento de agua o del sistema de riego o la monitorización de hogares y comercios para reducir su consumo energético. El segundo grupo de proyectos estará encaminado a mejorar la eficiencia de los servicios municipales, utilizando las nuevas tecnologías para regular el tráfico, reduciendo el coste del alumbrado o agilizando la relación administrativa entre el Ayuntamiento, los ciudadanos y las empresas. Por último, habrá proyectos encaminados a mejorar la interactividad ciudadana, con aplicaciones que ofrecerán información personalizada de eventos y fomentando la participación en la gestión de la ciudad, de forma que los vecinos, a través de dispositivos como teléfonos inteligentes, puedan avisar de incidencias o emergencias.

¿Quién lo ejecuta?

La primera fase ha sido adjudicada a una UTE de cuatro empresas con sede o centros de trabajo en A Coruña: Altia, Ilux, Indra y R. Entre todas, suman más de 1.100 empleados, de los que más de 260 están implicados en el proyecto Coruña Smart City, según destacó ayer el alcalde, Carlos Negreira. El portavoz de la UTE, Joaquín Seijas, destacó la colaboración con la UDC y centros tecnológicos, con el objetivo de crear un tejido de empresas TIC que puedan exportar soluciones a nivel internacional.

¿Qué retorno económico tendrá en la ciudad?

La estimación que apuntó ayer el director general de Emalcsa en su presentación habla de la atracción de inversiones en I+D por importe de 20,5 millones de euros, con el asentamiento de 50 empresas y la creación de dos mil empleos en la ciudad. «Empleo de futuro y estable que nos situará en un escenario más positivo», remarcó el alcalde, que hizo hincapié en que el proyecto incorporará un centro empresarial de servicios, innovación y desarrollo fundamental para asentar el sector TIC en la ciudad.

¿Qué especificidades tiene A Coruña respecto a otras «smart cities»?

La principal fortaleza del proyecto es la red de fibra óptica de R, que cubre un 97 % de las unidades inmobiliarias de la ciudad y que se completará con la habilitación de 10.000 nuevos puntos wifi para poder llegar a todos los rincones de la ciudad. Pero, quizá, el principal rasgo diferencial son los 2.200 concentradores de sensores desplegados en la ciudad y vitales para canalizar toda la información recogida y procesarla en una plataforma que se desarrolla sobre la base del proyecto SOFIA. Asimismo, se implementará un canal de televisión específico de la Smart City y una exposición interactiva para dar a conocer la evolución del proyecto y que dispondrá de un laboratorio con demostraciones prácticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una ciudad más inteligente