Un ilusionante plan que naufragó

Muchas de las obras prometidas tras el «Prestige» no se ejecutaron

La autovía se hizo con retraso, en el marco del Plan Galicia.
La autovía se hizo con retraso, en el marco del Plan Galicia.

ribeira / la voz

La tragedia del Prestige llevó en su día a la Xunta a acelerar la aprobación de diversas actuaciones previstas desde hacía tiempo en las zonas afectadas por la marea negra. El paquete de obras fue promocionado, a bombo y platillo, como Plan Galicia. Para la comarca, llegaron a incluirse en este programa obras por importe de cuatrocientos millones de euros destinadas, fundamentalmente, a ampliar el suelo industrial y mejorar la red viaria y las infraestructuras portuarias. Buena parte de aquellas inversiones se ejecutaron años después de lo previsto y otras siguen siendo proyectos en papel con pocos visos de materializarse.

A estas alturas del 2003, el Gobierno autonómico se afanaba en promocionar los proyectos incluidos en aquel paquete de actuaciones. Tal día como hoy, La Voz publicaba: «El Plan Galicia de Portos incluye obras en Barbanza por 10,5 millones de euros». Ya en aquel momento, el documento recibió críticas. Este periódico se hizo eco de ellas con titulares como «Malestar en Barbanza, Muros y Noia por la escasa inversión del Plan Galicia» y «Colectivos empresariales de la comarca creen que el Plan Galicia olvida la zona».

Años después, el hecho de que buena parte de aquellas actuaciones incluidas en el documento no vieran la luz despertó constantes críticas. El 25 de enero del 2006, La Voz titulaba: «La inversión de 370 millones del Plan Galicia sigue pendiente»; mientras que el 26 de enero del 2008, el encabezamiento de una de las noticias era: «Media docena de obras incluidas en el Plan Galicia están paralizadas».

A día de hoy todavía hay proyectos que no se materializaron. Es el caso del muelle exterior de Ribeira, de los polígonos industriales de Carnota y Porto do Son, y del puerto deportivo de Muros. En el muelle de esta localidad se hizo una pequeña reordenación que dista del compromiso adquirido en un primero momento. Otra gran obra, la lonja de Ribeira, todavía está en su fase inicial.

El buque insignia del Plan Galicia era la autovía, obra que ya había sido comprometida con anterioridad. De hecho, en el documento se fijaba su conclusión para el 2007 y no entró en funcionamiento hasta el 2009.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un ilusionante plan que naufragó