Un trotamundos en Puerto Rico

Pedro Rial ha vivido en cinco países y actualmente dirige la consultora informática The Cervantes Group en la capital de la isla caribeña


pontevedra / la voz

Estados Unidos, Honduras, Alemania, Reino Unido, Puerto Rico... A sus 41 años, el pontevedrés Pedro Rial Martínez ya ha residido en seis países, incluido España. Lleva casi toda su vida viajando y piensa seguir haciéndolo.

En la actualidad, trabaja para The Cervantes Group como director de desarrollo de negocio de esta consultora informática en la capital puertorriqueña. Esta compañía está especializada en proveer de profesionales con experiencia en tecnología a los principales mercados metropolitanos en Boston, Chicago, Miami y en la isla caribeña.

Pedro dio con sus huesos en San Juan por networking (trabajo en red). «Siempre he invertido mucho tiempo y cariño en mantener el contacto con la gente buena que va cruzándose en mi vida -explica- y el managing partner de The Cervantes Group, Timothy Mullen, de Chicago, se puso en contacto conmigo y me hizo el ofrecimiento para dirigir aquí la compañía».

«Tim y yo habíamos colaborado en el pasado a través de otra empresa en Madrid, de la que yo era director comercial para Europa -añade-. Nos conocíamos, nos caíamos bien, nos respetábamos y nos complementábamos muy bien en lo profesional».

Su trabajo como directivo se centra en el funcionamiento y operatividad interna y externa de la empresa, «que si bien es de tamaño medio, tenemos un crecimiento por encima del 30 % anual, con una facturación de cuatro millones de dólares».

Para explicar por qué decidió irse de España, nos remite a un vídeo de Youtube (¿Te atreves a soñar?), que recomienda a todo el mundo. «No me gusta estar en ninguna ?zona de confort? mucho tiempo y busco oportunidades de cambio para seguir creciendo». Otro de sus principales motivos lo resume en la siguiente frase de San Agustín, que utiliza de presentación en Skype, Facebook y demás perfiles: «El mundo es como un libro, quien no viaja es como si no pasara de la primera página».

Pedro Rial irradia sentido del humor, optimismo y ganas de vivir. Es un espíritu libre, sin compromisos familiares. «Soy soltero, no tengo hijos y, la verdad sea dicha, tampoco tengo planes de tenerlos, al menos en esta vida... Para la próxima ya veremos». Reconoce que eso no encajaría en sus planes de recorrer el mundo.

Empezó a viajar con 12 años a Londres para aprender inglés. «A partir de ahí descubrí un mundo más allá de mi Pontevedriña natal y fue un empezar y no parar». Ha visitado unos 40 países y comenta que se quedó prendado de las mal llamadas sociedades en vías de desarrollo del hemisferio Sur: Sudamérica, África, Sudeste asiático... «La humanidad que ahí se respira no la encuentras en los países del norte, completamente capitalizados». En otras palabras, «me gustan más las sociedades donde la gente no se preocupa tanto por ?tener?, sino por ?ser?».

Puerto Rico es conocida como la Isla del Encanto, «aunque en tono jocoso tienden a llamarla Isla del Espanto», señala. Tiene un tamaño reducido, «con lo que moverse por la isla es un paseo para los que estamos acostumbrados a distancias largas; en dos horas te la has cruzado de punta a punta». San Juan área metropolitana está bien comunicada, «si bien las infraestructuras dejan mucho que desear, aún siendo de las mejores del Caribe por la influencia de EE.UU.».

«Es una sociedad curiosa, muy preocupada por la imagen, que vive a crédito y con el concepto gringo de éxito», describe. La comunidad española es muy numerosa y en gran parte de la población pervive la frase «mi abuelito era de España», que sigue siendo considerada la madre patria.

Sobre la comida asegura que es «bien buena y se nota nuestra influencia». Hay multitud de bares y restaurantes españoles, «por no hablar de las panaderías, que están casi todas en manos de gallegos», añade Pedro. Su establecimiento favorito es un clásico allí: El Mesón Gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un trotamundos en Puerto Rico