«La siesta es una necesidad»

Después de dormir a millones de niños, el pediatra catalán Eduard Estivill lo intenta ahora con los adultos


Dice que, «como todos los españoles», unas veces duerme mal, otras bien... «pero intento -sonríe- seguir a ese tal doctor Estivill». Eduard Estivill Sancho (Barcelona, 1948), el pediatra que ha vendido tres millones de ejemplares de su libro Duérmete niño, contraataca con Que no te quiten el sueño, escrito para los mayores.

-Dice que tenemos que «desconectar» dos horas antes de ir a dormir, no es tan fácil...

-Hasta ahora se pensaba que podíamos estar activados hasta última hora, pero hoy sabemos que el cerebro, para poder entrar en sueño, necesita dos horas de desconexión.

-¿Vale poner la tele?

-No es lo más recomendable. Y no porque el sueño no te entre fácil, sino porque después nos tenemos que despertar para ir a la cama e interrumpimos el buen sueño del principio. Lo mejor es irse en cuanto notamos que nos viene.

-La tele en la habitación, prohibida; el móvil, apagado; el aparataje, desenchufado, jo...

-Si no somos suficientemente listos para entender que la tecnología nos está haciendo cambiar la vida a peor, nunca podremos dormir bien. ¡Hay gente que se acuesta con dos móviles en la mesita de noche!

-¿Y leer tampoco?

-Recomiendo cualquier actividad que no tenga nada que ver con nuestra profesión. Escuchar música, por ejemplo. Leer es un buen recurso y se lo recomendamos tanto a los niños como a los adultos.

-¿Y lo de contar corderitos?

-Contar corderos significa desconectar. Pero se sabe que, por más corderos que cuentes, si antes no has preparado al cerebro no lograrás nada.

-En Internet no faltan críticas a su método para dormir niños...

-No, pero Internet no es un foro científico. Las normas son las mismas que recomiendan la Sociedad Americana de Sueño o las sociedades de Pediatría americana o española; si los papás quieren saber algo sobre la salud de sus hijos, que consulten con el pediatra, no en Internet.

-Le digo una cosa: En casa le aplicamos el sistema a la niña.. ¡Y funcionó! No tengo mal de conciencia y ella está feliz. Si hubiera salido mal se lo echaría en cara. He pensado en mandarle un jamón...

-[Carcajada] El método es una conducta científica y los que lo aplican ven que el niño no solamente no va mal, sino que va mejor. Está demostradísimo que un niño que duerme bien es un niño más feliz. Pero el mérito es vuestro.

-Ya lo decía la familia Telerín hace 40 años: «Vamos a la cama, que hay que descansar...»

-¡Y qué bien lo contaban! Aquello era una pauta, un aviso de que empezaban las rutinas del sueño. La tele ha retrasado los horarios escolares.

-¿Siesta sí? ¿Siesta no?

-La siesta es una necesidad fisiológica. En veinticuatro horas, el cuerpo necesita dormir dos veces, por la noche y entre seis y ocho horas después de habernos levantado, una siesta corta. La inventaron los romanos y el nombre viene de «hora sexta», precisamente cuando ellos notaban que el cuerpo les pedía un pequeño descanso.

-Los políticos enseguida dicen que esto o lo otro les quitan el sueño. ¿Lo llaman?

-Muchísimo. En Cataluña he visitado a todos los presidentes de la Generalitat. Son humanos, intentan hacer las cosas bien, aunque no siempre lo consigan.

-Hay quien no sabe que usted canta en el grupo de folk catalán Falsterbo Marí. ¿No se animan a venir por aquí?

-El grupo es lo que evita que tenga que ir al psiquiatra. Cantamos una o dos veces al mes. Tú porque eres muy joven, pero en el 70 hicimos la primera gira en Galicia, cuando Fraga Iribarne nos mandaba a los grises. Éramos muy amigos de las Voces Ceibes, incluso pusimos música a un poema de Celso Emilio. Espero volver.

-¿Me dormiré con su música?

-[Risas] Puede ser un buen método, aunque a mí no me funciona.

nacho.miras@lavoz.es

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

«La siesta es una necesidad»