«Cró! no significa nada, pero me gusta como suena»

Los Pink Floyd vigueses han publicado su segundo disco, titulado «Ónkalo»


vigo / la voz

El grupo vigués Cró! recorrió el pasado mes de agosto varias ciudades europeas, presentando las canciones de su segundo disco, Ónkalo. La nueva entrega de Rubén Abad, Xabier Núñez, Cibrán Rey, Borja Bernárdez y David Santos incide en el rock contemporáneo, con atmósferas de rock sinfónico e incluso progresivo, que por momento remite a la década de los setenta, pero con una clara apuesta por sonidos actuales.

-¿Cómo fueron recibidos en Europa?

-Bien, en uno de los festivales a los que fuimos estaba dedicado a Frank Zappa y los espectadores eran casi todos antiguos hippies, gente mayor a la que le gustaba la música setentera. Fuimos la sensación. Pero en líneas generales, cada uno ve las referencias que quiere ver. Hay gente que cree oír referencias de Pink Floyd, otros Radiohead e incluso algunos nos hablan de King Crimson.

-¿Cómo definen su música?

-Nos gusta hablar de rock alternativo, experimental o con visuales. Tenemos muchas influencias distintas y a veces salen cosas más experimentales, más novedosas.

-¿Cómo fue el proceso de grabación de Ónkalo?

-Llevábamos dos años trabajando nuevas canciones y nos dimos el achuchón este último año para forzarnos a sacar nuevas canciones. Hay mucho trabajo ahí. Ensayos, buscar cosas, improvisar. El proceso de la orquesta también ayudó [se refiere a la Orquesta Metamovida] porque nos metimos más en la improvisación y en otras texturas.

-¿Hay improvisación en la grabación?

-Sí, hemos grabado el disco, tocando todos al mismo tiempo. Las voces se grabaron por encima. Grabamos todos a la vez porque la música, aún siendo estricta, tiene partes muy libres en las que nos seguimos los unos a los otros. Además, nos gusta más el sonido que conseguimos así. En ese aspectos, somos un poco setenteros.

-¿Cómo lograron cerrar la gira europea?

-Hace un año estábamos buscando conciertos e incluimos Europa. Enviamos peticiones a todos los festivales que nos apetecía, pero no obtuvimos ninguna respuesta. Sin embargo, la respuesta llegó este año. Después conseguimos otras actuaciones.

-¿Está funcionando la estructura creada a través de Metamovida?

-Sí, aunque no lo hicimos con grandes pretensiones industriales. Fue más una comunidad de amigos que queríamos ayudarnos. Ya que todos nos autoeditamos por qué no montar una infraestructura mínima que nos ampare a todos. Ejerce una función de altavoz ya que cuando sale cualquier grupo empuja un poco a los otros. En ese aspecto funciona como una marca que ponemos en todos los discos como si fuese nuestro sello.

-¿Esta escena de rock alternativo es única de Vigo en Galicia?

-Hay algún grupo en A Coruña, pero en Vigo es donde se concentran el mayor número de formaciones de toda Galicia.

-¿Las atmósferas son un sello del grupo?

-Es la parte que procede de la improvisación, de cuando te dejas llevar. Cuando tenemos una parte que nos gusta, lo que hacemos es tocarla de diferentes maneras, buscando la libertad. Es cuando aparecen las atmósferas.

-¿De dónde viene el nombre de Cró!?

-Un día se me ocurrió, me gustaba como sonaba pero no significa nada; es como un grito.

-¿Funcionó el mecenazgo?

-Sí. Pedíamos para este disco 2.500 euros y lo conseguimos. Tanto nuestro disco, como el de Metamovida son productos del mecenazgo, en cuanto a la edición porque la grabación la pagamos nosotros. Funciona muy bien este sistema, pero creo que no es un mecenazgo sino una venta anticipada.

david santos músico

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Cró! no significa nada, pero me gusta como suena»