Los vecinos de Ortigueira, Neda y Cariño pueden volver a plantar patatas, tras cuatro años de prohibición

Deberán presentar la declaración de superficie de sus cultivos antes del 1 abril

Medio Rural obligó a levantar las plantaciones en la primavera de 2017 (en la imagen, en Cabanas)
Medio Rural obligó a levantar las plantaciones en la primavera de 2017 (en la imagen, en Cabanas)

ORTIGUEIRA / LA VOZ

Narón, Valdoviño, San Sadurniño y Mañón siguen formando parte del área infestada por Tecia solanivora Polvony, donde no se autoriza la plantación de patatas; mientras que Cariño, Neda y Ortigueira pasan a formar parte de la zona tampón, donde se permite volver a cosechar este tubérculo. En esta misma situación ya se encontraban Cabanas, A Capela, Cedeira, Cerdido, Fene, Ferrol, Moeche, As Pontes y As Somozas. El inicio de la plaga se declaró, precisamente, en el municipio de Neda, con Narón y Ferrol, en noviembre de 2015.

La resolución de la Consellería de Medio Rural publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de ayer indica que «os agricultores de todas as zonas tampón declaradas en Galicia deberán comunicar inmediatamente despois da sementeira e, en todo caso, antes do 1 de abril, todas as parcelas cultivadas con pataca». Este es el requisito que deben cumplir los productores de los ayuntamientos mencionados. En las oficinas agrarias de Ferrol y Ortigueira llevan semanas atendiendo consultas de vecinos interesados en saber si iban a poder volver a plantar y cuándo.

La Xunta avanzó en noviembre que iba a levantar la prohibición en Neda, Cariño y Ortigueira. «Pero nós, ata que sae no DOG, non lles podiamos dicir que plantaran», reconocía ayer un técnico. En algunas zonas costeras, las patatas tempraneras ya se hubieran empezado a plantar en diciembre. Bárbara Rivera, profesional del sector de la horticultura ecológica, ya lo hizo, de hecho, en las fincas que trabaja en Fene, y ahora se prepara para continuar en las de Neda. «Fene lo abrieron el año pasado», recuerda. E incide en la importancia económica de este cultivo, «que supone un goteo importante durante todo el año».

Quique Fojón, agricultor de Couzadoiro (Ortigueira), también esperaba el visto bueno de Medio Rural para recuperar los patatales, tanto por el valor comercial de este tubérculo «como pola importancia que ten na rotación dos cultivos, adáptase moi ben e pódese compaxinar con outros produtos, antes e despois».

Pero la mayoría de los productores de la comarca cosechan patatas para autoconsumo. Es el caso de Gonzalo Romero, residente en A Mourela, en Neda. «Eu xa vou botar algunhas de cedo, entre finais de xaneiro e principios de febreiro. Como a pataca que planta un non hai, sen química ningunha, é un manxar», comenta. Otros vecinos han abandonado definitivamente los terrenos. «Este parón foi un golpe malo, as fincas quedaron a monte; e economicamente non é rendible, custa menos compralas, pero ás veces non miras a rendibilidade senón o que comes», sostiene.

Asesoramiento en Neda

El Concello de Neda asesorará a los vecinos en la tramitación y les ayudará a rellenar el formulario de la declaración de superficie, obligatoria, ante las restricciones a la movilidad, que impiden desplazarse al edificio administrativo de la Xunta, en Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vecinos de Ortigueira, Neda y Cariño pueden volver a plantar patatas, tras cuatro años de prohibición