Nueva Zelanda excluye a Navantia del concurso para fabricar un buque logístico para su Armada

El país seleccionará un modelo asiático


Ferrol

Navantia se ha quedado excluida del concurso para la fabricación de un buque logístico para la Armada de Nueva Zelanda. La Marina de ese país ha elegido solo a dos astilleros coreanos para competir en la fase final del concurso, la denominada lista corta, zanjando así las expectativas de la empresa pública española de hacerse con este contrato. El programa del Ministerio de Defensa de Nueva Zelanda es uno de los pocos del sector militar que implica la construcción del navío en las instalaciones del astillero ganador y no en factorías de su propio territorio, como sucede con cada vez más frecuencia en el panorama internacional.

Navantia había concurrido al proceso con el modelo del Cantabria, fabricado ya para la Marina española y que aspira a vender a la de Australia. Sin embargo, fuentes del sector explicaron que los requerimientos de Nueva Zelanda estaban más dirigidos a un buque comercial o civil que a uno militar, por lo que las características del modelo español se excedían de las demandas del país. Los astilleros españoles ya sucumbieron ante los coreanos en un anterior concurso para la fabricación de un buque similar para la Marina de Noruega.

Desaparecidas las expectativas de lograr este pedido, Navantia centra ahora sus esfuerzos en la zona en la obtención del contrato para la fabricación de dos buques, también logísticos, para la Marina de Australia. Va a despejarse a principios del próximo año y, según la compañía pública española, si se gana, la obra se llevará a cabo «íntegramente» en los astilleros de la ría de Ferrol, para los que generaría alrededor de cuatro millones de horas de trabajo.

Navantia cuenta con grandes expectativas de ganar ese pedido, aunq ue compite con la empresa coreana Daewoo, un duro contrincante, habida cuenta que en los últimos procesos la balanza se decantó del lado asiático.

Últimos encargos

Australia es el país que generó el último contrato de compra de buques a Navantia, en el año 2007, cuando encargó la fabricación de dos megabuques -a BAE Systems y este a su vez a la firma española- y el diseño de tres destructores basados en las fragatas F-100 españolas. Es, por tanto, un cliente consolidado de los astilleros públicos españoles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Nueva Zelanda excluye a Navantia del concurso para fabricar un buque logístico para su Armada