Cedeira salda su deuda con Cuba

«La visita ha sido inolvidable, para nosotros y para ellos», subrayó la presidenta del colectivo anfitrión


CEDEIRA / LA VOZ

«Desde la fundación de nuestra asociación, siempre hemos sentido que Piñeiro estaba en deuda con ustedes, pues nunca se les había reconocido por parte de nuestra parroquia el sacrificio y el buen hacer de nuestros emigrantes, al construir la casa escuela, inaugurada en 1927». Así comenzó su discurso Antonio Rey, Tas, miembro de la directiva del colectivo vecinal de Piñeiro, en el complejo cultural Alicia Alonso, el antiguo Centro Gallego de La Habana. Allí se desarrolló el encuentro central de los 25 cedeireses que participaron en el viaje organizado por la asociación de Piñeiro a Cuba, y la Asociación de Hijos del Ayuntamiento de Cedeira en La Habana.

«Sé que hablo en nombre de la directiva y en el mío propio, al sentirme muy emocionada y agradecida por las atenciones y la amistad que hemos creado, e imagino que para ellos la impresión ha sido la misma», señaló Olivia Menéndez tras el acto. La presidenta de la sociedad cedeiresa en la isla agradeció los obsequios recibidos: «Un cuadro muy bello de la escuela que construyeron nuestros antepasados y una placa donada por el Ayuntamiento de Cedeira; un almuerzo de fraternidad, al que nos invitaron, en el restaurante de la sociedad gallega Rosalía de Castro, muy reconocida aquí; y el regalo de un ordenador a la sociedad».

«Queremos darles las gracias»

Tas recordó la conmemoración del 90 aniversario de la casa escuela de Piñeiro, el 25 de junio de 2017. «Durante muchos años fue el lugar donde muchos parroquianos aprendimos a leer y escribir, lo que nos sirvió para mejorar nuestro futuro y el de nuestros hijos. En la actualidad, es lugar de formación cultural, sede de varios grupos musicales y también de nuestra asociación. Por todo ello consideramos que los objetivos de la Sociedad Hijos del Ayuntamiento de Cedeira en La Habana han sido cumplidos, y por ello queremos darles las gracias», remarcó.

Una familia de Régoa visitó a sus primos y cubanos se interesaron por sus parientes

Menéndez elogió a Rey, «por su amor por nuestra sociedad, que supera al de cualquier historiador». «La visita ha sido inolvidable para ellos y para nosotros, y les estaremos eternamente agradecidos a todos los vecinos que nos ayudaron a cumplir este sueño», abundó. «Houbo xente de Cedeira que nos veu preguntar polos seus familiares, coma uns parentes dunhas panadeiras de aquí, do tío Ricardo do Forno. E algúns dos que ían con nós na viaxe, da familia dos Garrote de Régoa, foron ver aos seus parentes a La Habana, uns curmáns segundos», comentó Tas, que alabó la amabilidad de la gente con la que se relacionaron en la isla.

Enrique Repiso, responsable de la sociedad Rosalía de Castro, presidió el homenaje, en representación de la federación de sociedades gallegas en Cuba, junto a Olivia Menéndez y Luis Lázaro, de la entidad Hijos del Ayuntamiento de Cedeira; y Antonio Rey y Eulalia Díaz, del colectivo de Piñeiro. Manuel Álvarez, integrante del Obradoiro de Cultura Galega Manuel Curros Enríquez, que imparte clases de gallego en La Habana, obsequió a los cedeireses con cinco libros, y todos juntos interpretaron el himno. «Volvemos contentos, pagou a pena ir», concluyó Tas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cedeira salda su deuda con Cuba