Otro año sin poder plantar patatas

Medio Rural da por controlada la plaga de la polilla guatemalteca, pero mantiene las restricciones, por segunda campaña consecutiva, en 13 concellos de la comarca


ORTIGUEIRA / LA VOZ

Los productores de patatas de Ferrol, Narón y Neda -donde se declaró oficialmente el inicio de la plaga de la Tecia solanivora en Galicia, a principios de noviembre de 2015-, Valdoviño, San Sadurniño, A Capela, Fene, Mugardos, Ares, Cabanas, Ortigueira, Mañón y As Pontes encaran otro año en blanco. La Consellería de Medio Rural da por controlada la epidemia, pero mantiene la prohibición de plantar en estos 13 concellos de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal -a los que en esta campaña se suma Cariño- y en los 18 infestados en la provincia de Lugo, la mayor parte en A Mariña.

 El departamento de Ángeles Vázquez admite que «as capturas diminuíron considerablemente en case todas as zonas, incluso moitas trampas [hay 1.028 colocadas] deixaron de recoller insectos». Pero, incide, esto no significa «que estea erradicada a praga». Y deja claro que se trata de un proceso «que dura un mínimo de dous anos, polo que a avaliación definitiva dos resultados convén deixala para máis adiante». «As medidas [del decreto 197/2017] son as axeitadas e as únicas posibles para este tipo de producións -sostiene-. Dado que o único sitio onde pode asentarse a couza é a pataca, o máis eficaz foi prohibir o cultivo e o movemento na zona infestada, para impedir a propagación».

Falta de información

Los productores echan en falta información. «Non hai ningún tipo de comunicación por parte da Xunta», critica Enrique Fojón, agricultor de Couzadoiro (Ortigueira), que ha sustituido el tubérculo por calabaza, «pero a maior parte foi para os animais, porque no eido local non hai tanto mercado para a cabaza, polo que supón un prexuízo económico», explica. Este año prevé ampliar la plantación de cebollas.

La empresa ferrolana Covas Vexetal ha optado por el repollo, «porque tiene bastante demanda y da un rendimiento, aunque no como la patata», subraya Ángela del Río, socia de la firma, que ha trasladado parte de la producción de patata a Miño para poder abastecer a sus clientes. Las restricciones les han obligado a vender la cosechadora que acababan de comprar, ante la imposibilidad de transportarla a Miño. Entre los productores que cosechaban patatas para autoconsumo, la mayoría en la comarca, manda la resignación. «Non creo que volva xa a botar patacas», vaticina la mañonesa Josefa Fernández.

Vigilancia en la zona afectada

Este año persistirá la vigilancia «da prohibición de circulación e comercialización da pataca a granel procedente do exterior da zona infestada nesta área», indica Medio Rural, que ha retirado 364,5 toneladas de tubérculos, entre A Coruña y Lugo, para su destrucción, desde 2016. La Xunta incoó 12 expedientes sancionados por plantaciones ilegales o por no entregar la producción, lo que ha supuesto hasta ahora el abono de 7.502, 4 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Otro año sin poder plantar patatas