Las ayudas por daños del lobo: más rápidas

Crean un grupo de trabajo con ganaderos y técnicos que elevará sus conclusiones a la Consellería de Medio Ambiente


redacción / la voz

Hace tiempo que en Unións Agrarias tienen claro que el actual sistema de ayudas para compensar los daños que ocasiona el lobo no funciona todo lo bien que debería. Es por ello que la organización está trabajando en una propuesta para reformar el sistema de pagos y que este se convierta en una herramienta realmente eficaz que ayude a la convivencia de las poblaciones de esta especie con la ganadería en extensivo. Entre otras propuestas, incluyen un pago más rápido y la inversión de la carga de la prueba, es decir, que sea la Administración la que tenga que demostrar que un animal no murió a causa del ataque de un cánido y no como hasta ahora, que corresponde al ganadero presentar las pruebas oportunas.

UU.AA, ha creado un grupo de trabajo con ganaderos y técnicos que trasladará sus conclusiones y demandas a la Consellería de Medio Ambiente en los próximos días. El sindicato entiende que no se puede olvidar que son las granjas las que están cubriendo con sus reses parte de la dieta del lobo. De hecho, durante el pasado ejercicio se denunciaron daños en 2.400 reses, de las cuales 700 eran vacas. Para la indemnización de estos siniestros, la Xunta dispuso de un presupuesto de 640.000 euros. Pero en Unións Agrarias tienen la teoría de que las bajas reales que sufren las explotaciones a causa del lobo son mucho mayores de lo que se denuncia, pues estiman que hay un 40 % de casos que no se llegan a hacer públicos por considerar los afectados que no les va a servir de nada presentar la solicitud, pasar todo los trámites y esperar más de un año por el pago del daño. Así, en el sindicato consideran que el número real de bajas está en el en torno de las 3.500 reses por año.

El informe impulsado por esta organización constata que el actual sistema de ayudas no está funcionando de forma adecuada debido a los largos plazos de tramitación. También, a causa del elevado número de solicitudes que se rechazan por excesivo rigor a la hora de aplicar los criterios de inspección. Además, critica también la adecuación de los baremos de valoración de los animales muertos, que no se corresponden con el valor real de mercado. Es por ello que la organización apuesta por un cambio total en la metodología de trabajo. Este empezaría por invertir la carga de la prueba, es decir, que sea la Administración la que demuestre que un animal no murió por causa del lobo. Esto provocaría una disminución en el número de denuncias que son rechazadas y que nunca se llegan a pagar. Además, también agilizaría los plazos de pago hasta un máximo de tres meses desde la presentación de la denuncia. Por otro lado, la formación propone una revisión de los baremos de valoración de los animales. Considera que se debe pagar no solo el valor de reposición del animal muerto, sino también incluir el lucro cesante por las producciones futuras perdidas.

El sindicato cuenta también con una propuesta específica para la ganadería de equino, una actividad que está desapareciendo en muchas zonas de Galicia por la falta de rentabilidad causada por los ataques del lobo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ayudas por daños del lobo: más rápidas