¿Por qué hay menos procedimientos judiciales en Ferrol ahora que hace unos años?

Ya no se litiga por lindes, los divorcios salen caros y las multas casi nunca compensa recurrirlas


Ferrol

La entrada de procedimientos en los juzgados de Ferrol cayó en picado los últimos años. Según los balances anuales del Consejo General del Poder Judicial, de los 22.438 asuntos ingresados en el 2014 entre las jurisdicciones civil, penal, contencioso-administrativa y social se bajó a 13.175 en el ejercicio del 2020, que es el que se acaba de cerrar. Y no es porque fuese el «año de la pandemia», porque en el 2019 hubo 15.102 nuevos asuntos ingresados en el período de 12 meses y en el 2018 incluso fueron incluso sido menos que este último ejercicio, que se había cerrado con 12.690.

¿A qué se debe el bajón?

Fundamentalmente, a la crisis económica que se viene arrastrando desde hace años y que ahora con la pandemia se ha acrecentado. Pero también influyen los cambios en la normativa legal y administrativa.

¿Hay menos demandas de divorcio en la actualidad?

Sí y la razón estriba precisamente en la crisis económica. Muchas parejas tienen que continuar viviendo juntas porque, aunque pudiesen acogerse a la justicia gratuita, por lo que los trámites judiciales no les implicarían gastos, el problema radica en la imposibilidad de hacer frente al hecho de tener que mantener dos viviendas por separado.

¿Qué pasa con los pleitos por lindes de fincas tan habituales hace años?

Los litigios por la ocupación de terrenos también han disminuido de forma considerable por varias razones. El campo está prácticamente olvidado, ya no hay fincas cultivadas como había hace años, aunque ahora parece que se está retomando, pero ya no es lo mismo que en generaciones anteriores, en las que incluso llegó a haber muertes por unos metros de tierra. Pero es que además de estos cambios en la sociedad, las nuevas tecnologías permiten definir claramente los lindes.

¿Y qué pasa con las multas de tráfico?

Recurrir las multas en general, pero sobre todo las de tráfico, conlleva un riesgo. Y es que, con los cambios legales implantados hace unos años, si el juzgado desestima el recurso, el pleiteador tiene que abonar las costas procesales, por lo que en la mayoría de los casos no compensa. A modo de ejemplo, y según la información facilitada por fuentes de la Abogacía, por una sanción de 600 euros que el juzgado dé por bien impuesta las costas pueden salir por alrededor de 350 euros, a las que hay que sumar la minuta del abogado, con lo que el desembolso total puede superar esos 600 euros.

¿Qué tipo de asuntos son los que más se están tramitando ahora?

La mayor actividad judicial se centra ahora en las reclamaciones de los llamados «fondos buitre», con demandas promovidas por las entidades que, a raíz de la crisis del 2008, compraron la deuda de los bancos, la mayoría de las veces a precios de saldo, que son las que ahora están copando la actividad de los juzgados de lo civil. Suelen ser deudas relacionadas con la telefonía y con préstamos personales que el contratante no pudo satisfacer. También está teniendo bastante actividad el juzgado de Familia, con las reclamaciones de las pensiones de alimentos y el programa de visitas de los hijos.

¿Cómo está el ámbito de la justicia gratuita?

Lo que más está funcionando en el actualidad es el ámbito de la justicia gratuita. Tras los últimos cambios en la normativa, una persona con un salario de menos de 1.000 euros puede conseguir que le asignen un procurador y un abogado sin desembolso alguno para que lo defienda en pleitos penales en los que figure como acusado -si es el perjudicado ese papel lo asume la Fiscalía- y también para asuntos en materia civil, social o del contencioso-administrativo.

¿Afectó la pandemia al funcionamiento judicial?

Sí lo hizo, porque durante 82 días desde que en marzo del año pasado se decretó el estado de alarma, no se tramitó ningún asunto, salvo los de violencia de género y las causas con detenidos. Los ciudadanos y las empresas sí pudieron registrar sus procedimientos durante ese período, pero la tramitación de los mismos no se inició hasta junio, con la ampliación de 20 días del mes vacacional de agosto.

¿Implicó nuevos retrasos en las tramitaciones?

En líneas generales, no, ya que al cierre del ejercicio el porcentaje de resoluciones fue similar al del 2019. El informe del Consejo General del Poder Judicial refleja que los 14 juzgados de Ferrol resolvieron en el 2020 un total de 12.052 asuntos, dejando en trámite 7.676. El mayor montante corresponde a la jurisdicción civil, con 6.468 resoluciones; seguida de la penal, con 4.258; la social, con 1.159; y la contenciosa, con 167 asuntos resueltos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Por qué hay menos procedimientos judiciales en Ferrol ahora que hace unos años?