«Poder tocar la guitarra original de García Lorca fue un regalo de la vida»

FERROL

El compositor y guitarrista Samuel Diz, en la habitación de García Lorca en la Huerta de San Vicente, con la guitarra del poeta
El compositor y guitarrista Samuel Diz, en la habitación de García Lorca en la Huerta de San Vicente, con la guitarra del poeta beatriz fontán

Samuel Diz presenta este viernes en el Jofre Memoria de la melancolía, un tributo musical a María Teresa León que fue grabado en la casa-museo del poeta granadino

04 mar 2021 . Actualizado a las 12:20 h.

¿Qué se siente al tocar la guitarra de Federico García Lorca? Al guitarrista e investigador Samuel Diz (Tui, 1986) le han hecho muchas veces esta pregunta y todavía no ha sido capaz de encontrar la respuesta perfecta. «¡Es que es algo muy difícil de expresar con palabras! Poder tocar y grabar un disco con la guitarra original de García Lorca fue un regalo de la vida. Una sensación única, como abrir un botella de vino de 115 años. No todos los días puedes hacer algo así», resume este apasionado de la Generación del 27.

Lo que era un sueño se tornó realidad a finales del 2019, cuando Diz tuvo la oportunidad de disfrutar de una residencia artística en la Huerta de San Vicente, la casa-museo del poeta, para la grabación de Memoria de la melancolía, un tributo musical a María Teresa León, una de las escritoras más destacadas de la Generación del 27, través de partituras de la época vinculadas a su trayectoria vital. Y no solo eso, sino que para la grabación, Diz usó la guitarra original del autor de Yerma, construida en Granada en torno a 1906 y restaurada a mediados de los 90 por Francisco Manuel Díaz. «Es un instrumento con un sonido muy profundo, distinto al que tienen las guitarras que se construyen ahora. Si las guitarras de hoy en día desprenden un sonido de colores brillantes, las de entonces tenían colores pastel», explica el músico.

Diz estará este viernes en el teatro Jofre de Ferrol (a las 20.00 horas, con las entradas a 6 euros) para presentar el álbum. No lo hará con la guitarra original de Lorca, pero sí con una réplica exacta, construida por el mismo lutier que la restauró, utilizando para ello diez tipos de madera, cuerda naturales y dos pequeñas piezas de hueso de vaca.