Cuenta atrás para el naval: «No mes de marzo acábase todo o que temos en produción»

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL

JOSE PARDO

El comité reclama que se incluya el dique cubierto en los Presupuestos o que se trabaje para conseguir fondos europeos

19 nov 2020 . Actualizado a las 22:17 h.

Advertían los trabajadores del naval a finales de febrero que estaban en juego 1.200 empleos de las auxiliares. Lo hicieron en la última manifestación antes de que la crisis sanitaria obligase a suspender el calendario de movilizaciones previsto para urgir nuevos encargos e inversiones en las factorías de Navantia en la ría de Ferrol. Este jueves retomaron esas acciones y volvieron a recorrer la distancia que separa la puerta del astillero en Esteiro hasta el ayuntamiento ferrolano, frente al que cientos de trabajadores se concentraron en torno a las once de la mañana formando filas que cuadricularon la plaza de Armas para garantizar la distancia de seguridad.

En el acceso a la factoría, desde donde partió la marcha, un cartel alerta de que son ya 1.047 las personas que han perdido sus puestos en los últimos meses. «Os compañeiros das auxiliares seguen saíndo, e en marzo acábase todo o que temos en produción; non vemos unha solución a corto plazo», dijo Emilio García Juanatey, presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol. Acompañado por su homóloga en la planta de Fene, Adela López, García Juanatey criticó que no se hubiese incluido en los Presupuestos Generales del Estado el nuevo dique cubierto: «Para nós é unha inversión crítica para ter carga de traballo na comarca». Y remarcó: «Se non conseguimos que se inclúa nos orzamentos xerais do Estado, queremos que se vaia cos orzamentos europeos. Hai moito investimento en transformación dixital, e o dique non sería como o que xa temos, senón que é de novas tecnoloxías, astaleiro 4.0, internet das cousas… incorpora novas tecnoloxías que son importantes a día de hoxe», aseveró, porque «é unha transformación que encaixa perfectamente dentro do obxectivo dos grandes fondos europeos que hai».

Las demandas de un sector que mira con angustia hacia el 2021 pasan también por las sinergias entre el astillero de Fene y la fábrica de Turbinas en proyectos de eólica marina y energías alternativas «porque non só o sector naval militar vai tirar disto», señaló el presidente del comité, que a renglón seguido subrayó que «dependemos dunhas instalacións que a día de hoxe non temos, están obsoletas».