Un emblemático edificio que revive tras ocho años cerrado

ISIDORO VALERIO

FERROL

I. VALERIO

El inmueble que originalmente había acogido el hotel Ideal Room cobra vida de nuevo

11 nov 2020 . Actualizado a las 17:27 h.

El edificio que ocupó hasta octubre de 2012 el grupo Inditex con su tienda de Zara Hombre, y que originalmente acogió al Hotel Ideal Room, ha vuelto a cobrar vida. El 14 de septiembre, Caixabank estrenaba su nueva sede ocupando el bajo y la primera planta de tan singular edificio, que lleva la firma de Rodolfo Ucha, en una de las esquinas emblemáticas de la plaza de Armas. Tras un arduo trabajo de rehabilitación, efectuado en un tiempo récord, en el que además han instalado ascensor y han mejorado las condiciones de accesibilidad, el edificio vuelve a lucir en todo su esplendor. Elena López, la directora de la oficina, reconoce que han ganado en visibilidad con el cambio, que ha supuesto el cierre de las oficinas de calle Real y plaza de España y que también conllevará, a partir del día 23, la clausura de la situada en la carretera de Catabois. Caixabank ha decidido centralizar en el amplio establecimiento de Armas todos sus servicios. En la planta a pie de calle no tenemos sensación de estar en un banco, no hay caja, porque nos explican que todas las operaciones se pueden hacer en los dos cajeros exteriores. En la oficina solo atienden con cita previa, y lo hacen en un ambiente abierto, casi parece una cafetería, no hay despachos , pero sí personal especializado en atender las necesidades de particulares y familias, banca privada, banca premier, empresas y negocios. Las únicas zonas más reservadas están en la primera planta, con salas para el gestor de empresas y banca premier o clientes VIP. Anxo Pérez, el responsable de comunicación de la entidad , destaca que con esta nueva apertura también van a reforzar la presencia de la obra social de la fundación La Caixa en la comarca. Por su parte Elena reconoce que la gente les felicita por devolver vida al edificio en el que están encantados.

I. VALERIO

Preparando el cambio

En la calle María, esquina Sánchez Barcaiztegui, hay en estos días mucho movimiento debido a los preparativos para remodelar en tiempo récord las tres plantas del edificio ocupado hasta el pasado día 2 por las tiendas del Corte Inglés en Ferrol. Roberto Leal, el responsable del centro, nos muestra cómo avanza la transformación de las tres plantas superiores del edificio, que a partir del próximo día 19 estará de nuevo en servicio con una renovada oferta comercial. Un buen número de operarios trabajan estos días en la renovación de todo el mobiliario que formará parte del nuevo espacio comercial. El edificio del antiguo Simago fue el primer Supercor del grupo El Corte inglés en Galicia. En esta nueva remodelación mantendrá sus dos plantas dedicadas a supermercado y seguirá operando como Supercor. Las tres restantes plantas del edificio complementarán ahora la oferta con un espacio outlet de marcas de moda y complementos con las firmas de El Corte Inglés, buscando mantener el potencial de negocio en la ciudad.

Fotografía y pintura

El edificio que fue convento, cuartel y escuela y actualmente es la Casa de la Cultura de Pontedeume acogerá a partir de este sábado la última propuesta artística de Eduardo Hermida. Graphías llega a la sala de exposiciones del antiguo convento de San Agustín de la mano del pintor ferrolano que presenta en el Novembro Fotográfico una novedosa colección de obras cuya base es la fotografía pero que se complementan con pintura abstracta. Hermida nos cuenta que las diecisiete obras que cuelgan de las paredes de la sala son fotos de figuras y bodegones, temas clásicos en la pintura, sobre los que ha realizado un trabajo abstracto pero manteniendo el peso, al ochenta por cien, en la fotografía. Fotografía retocada con pintura pero sin Photoshop en una fusión entre ambos modos de expresión artística. El resultado lo define como muy pop y luminoso y surgió, intentando salir de lo convencional, al ser invitado a participar en la edición 2020 del certamen organizado por el Concello de Pontedeume. Salvo una de las obras, ya expuesta en A Coruña, el resto son creaciones nunca antes vistas. Los eumeses están de enhorabuena pudiendo visitar la exposición hasta el 29 de noviembre. Eduardo promete un trabajo audiovisual para que, quienes no puedan acudir, puedan recorrer la muestra virtualmente a través de un vídeo que difundirá en redes sociales.