Más de 4.000 personas dependen de asociaciones y oenegés para poder comer

Las recogidas solidarias de alimentos son esenciales para atender la alta demanda


ferrol / la voz

Las jornadas de donación de alimentos que se organizan a lo largo del año suelen ser todo un éxito gracias a la colaboración de las personas que se ofrecen como voluntarias y de las entidades que participan. Esta solidaridad entre la población no descansa en verano y, por ello, en la última recogida de alimentos que ha tenido lugar en Ferrol se han donado más de 8.000 kilos de comida.

La acción, organizada por el Banco de Alimentos Rías Altas, se desarrolló los días 23 y 24 de agosto en el supermercado Alcampo del polígono de A Gándara. El objetivo principal de la campaña era reunir víveres no perecederos, especialmente leche, productos de desayuno, alimentos infantiles y conservas de todo tipo. Además, también se aceptaron artículos de limpieza personal y del hogar para niños y adultos. Tal y como explica el responsable del centro de distribución de Ferrol, Manuel González, más de 50 voluntarios estuvieron recogiendo alimentos los dos días, de 9.00 a 22.00 horas. A pesar de tratarse del fin de semana de un mes de vacaciones, se recolectaron 8.000 kilos de alimentos y muchos litros leche, respondiendo a las necesidades del Banco de Alimentos.

Esta asociación sin ánimo de lucro organiza diferentes recogidas durante todo el año y los beneficiarios son todas aquellas oenegés de la comarca que así lo soliciten y firmen un convenio de colaboración. Actualmente, cooperan distribuyendo alimentos a 21 centros de Cáritas y a otras 21 asociaciones diferentes como Reto, Arraigo, Patronato Concepción Arenal y Cocina Económica de Ferrol. En total, aportan alimentos a más de 4.000 personas en situación de necesidad.

Entre las acciones que organizan destacan la gran recogida del último fin de semana de noviembre y el «mayo solidario» de Gadis, que dura todo el mes. Además, llevan a cabo recogidas periódicas en los supermercados Eroski, Carrefour, Alcampo y Supercor, y reciben donaciones de particulares y de empresas. Para intentar conseguir más comida, los voluntarios acuden diariamente a varios supermercados y recogen los alimentos que allí les faciliten. El caso de la Cocina Económica se trata de una colaboración mutua y ambas entidades se ayudan según sus necesidades. Por otra parte, las otras oenegés beneficiarias reciben lotes de comida cada 15 días.

El Banco de Alimentos Rías Altas cuenta con unos 15 voluntarios fijos, además de los colaboradores ocasionales, y necesita a más personas que deseen ayudar.

«Intentaremos llevar la situación lo mejor posible con lo que hemos recogido en Alcampo y con una donación de leche que acabamos de recibir», explica Manuel González.

La próxima acción será en noviembre y desde la asociación recuerdan que siempre necesitan alimentos básicos como aceite, leche, azúcar, pasta, arroz, legumbres, conservas, queso, etc. «Si cada habitante pusiera un euro al día para ayudar, se notaría muchísimo y con un aporte muy pequeño por cabeza. De todas formas, no nos podemos quejar y queremos dar las gracias a todos los que colaboran en cada recogida», declara Manuel González.

Todas las personas que estén interesadas en colaborar pueden escribir al correo opkilo@balrial.org.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de 4.000 personas dependen de asociaciones y oenegés para poder comer