Menos dinero en sueldos pero más polémica para el primer pleno en Ferrol

La izquierda tensa la cuerda con críticas al gobierno, abocado a recurrir al PP para aprobar cuestiones de organización


Ferrol

Lo vivido en los dos últimos días es solo un anticipo de lo que hoy (10.30 horas) se representará en el primer pleno efectivo del mandato. El cruce de acusaciones a cuenta de la propuesta sobre sueldos y asesores llegará al Concello con un resultado anticipado: el rechazo de los partidos de izquierda que auparon a Ángel Mato a la alcaldía y un gobierno del PSOE que solo contará con el apoyo, o la abstención, del PP -que no ha revelado qué hará- para aprobar el «marco institucional» de los próximos cuatro años y sobre el que «no se debe hacer política», defendió. Mato negó que haya pacto alguno para sacar adelante la sesión de hoy. Tras la polémica desatada, el alcalde compareció ayer para defender la proporcionalidad aplicada para asignar cinco dedicaciones al PP -que tiene doce ediles-, un criterio que, recordó, «no ha cambiado» respecto al 2015, cuando con Jorge Suárez como alcalde se otorgaron tres sueldos para los once ediles populares. «No es el momento de cobrarse cuentas del pasado», advirtió un Mato visiblemente molesto con la posición de sus supuestos aliados naturales.

Sobre la subida de sueldos a los concejales, que finalmente no llegó a proponer por escrito, pero sí se debatió, Mato esgrimió: «No me he retractado de nada: expresé lo que cada grupo me había expresado en privado». Y desveló que Ferrol en Común y BNG pidieron una subida de 6.000 euros para los administrativos de los grupos municipales, que no se aceptó porque considera que no deben cobrar más que un edil de la oposición con dedicación, con, adujo, mayor responsabilidad. Aunque, estrictamente, esto ya viene ocurriendo: el sueldo de un edil de la oposición es de 21.141 euros y el de un secretario de grupo, de 22.718.

Mato aseguró que el gasto global en sueldos a políticos y asesores se reduce en este mandato, aunque no precisó cuál será la diferencia, debido a la supresión de dos puestos de asesor. Uno de ellos será el de gerente de Urbanismo. Si no lo habrá en este mandato es porque «era muy difícil de contratar gente con experiencia demostrada con la retribución que se le podía pagar».

Puerto y dedicaciones parciales

«El alcalde va a cobrar más que nadie en esta corporación», respondió en alusión a los 6.000 euros que percibirá como consejero del Puerto y que elevarán la suma de sus percepciones hasta los 46.000 euros. El regidor justificó la reposición de las dedicaciones parciales para la oposición -que permiten compaginar su labor en el Concello con un trabajo en el sector privado, y con idéntico sueldo que si fuese exclusiva- porque «responde mejor a las necesidades que tiene cada concejal». Y que si no se fija el tiempo que, como mínimo, deben dedicar al Concello, como en otras ciudades, es porque «obligaría a controlar una actividad difícilmente controlable».

Tras la firma de un pacto de estabilidad, Ferrol en Común promete a su socio socialista ponerle las cosas difíciles. Ayer aseguró que PSOE y PP pusieron encima de la mesa un incremento salarial para la corporación de un 12,5 %, ligada al IPC, una subida que considera «amoral». Suárez demandará que se regulen las dedicaciones parciales con criterios de control horario. Y ya avanza que pedirá que las dietas que perciba Mato en el Puerto sean donadas a una entidad social. El BNG acusó a Mato de «traicionar» no solo a FeC y BNG, sino también a los votantes del PSOE pactando con el PP para «repartirse a tarta». Además, sostiene que el BNG nunca hizo esa propuesta de subida para los auxiliares administrativos y acusa a Mato de querer confundir a los vecinos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Menos dinero en sueldos pero más polémica para el primer pleno en Ferrol