Jorge Antonio Pérez Ferreiro, inquilino de las viviendas municipales de Recimil: «Vivir en este edificio es un infierno»

Reclama al Concello de Ferrol otro piso, porque en el que lleva 63 años se le hace imposible seguir residiendo, a causa de los okupas


ferrol / la voz

Desesperado y con parte de sus pertenencias ya embaladas, en espera de una solución. Así se muestra Jorge Antonio Pérez Ferreiro, «inquilino legal» -recalca- de las viviendas municipales del barrio de Recimil, en un bajo de la calle Euskadi en el que nació hace 63 años y en el que sigue viviendo, ahora solo, desde que en el 2013 murió su madre.

Jorge Antonio es funcionario del Ministerio de Defensa en activo -primero como camarero y ahora de conserje- y asegura que no puede seguir viviendo allí, porque sufre taquicardias y problemas respiratorios, y la situación en ese inmueble se ha vuelto insostenible. «Vivir en este edificio es un infierno», señala, añadiendo que en casi todos los pisos viven okupas, que generan ruidos nocturnos que no le permiten conciliar el sueño.

Abandono

Se queja, asimismo, del mal estado de las zonas comunes, como el portal, que lleva mucho tiempo con un cartón tapando la falta de un cristal roto, o las escaleras, con desconchones y humedades, en cuyas paredes todavía se pueden apreciar los restos de sangre de un incidente ocurrido hace unos meses, cuando la Policía detuvo a un individuo que forcejeó con los agentes cuando pretendía acceder a una de las viviendas, cuchillo en mano, con la supuesta intención de agredir a una mujer.

Jorge Antonio recuerda que, hasta hace dos o tres años, la convivencia era normal en su edificio «con gente de a pie, como yo», y que la situación comenzó a degradarse con la llegada de los okupas, porque los pisos van pasando de mano en mano. No obstante, él insiste en que «no voy contra nadie, Dios me libre. No tengo nada contra los okupas, porque también tienen derecho a vivir», pero añade que en esas condiciones no puede seguir.

De ahí que, según indica, desde hace un año y medio haya solicitado en repetidas ocasiones al Concello de Ferrol que le den otra vivienda «decente», pero su demanda no es atendida. A este respecto, apunta que hace dos semanas estuvo en el consistorio para intentar hablar personalmente con el alcalde, Jorge Suárez, «pero me echó fuera la Policía».

Jorge Antonio no ceja en su empeño de conseguir otra vivienda municipal, porque cree que el Concello está obligado a hacerlo, pero, para el supuesto de que no lo consiga, ya está buscando una de alquiler en otra zona de la ciudad, porque considera que en ello le va salud.

De ahí que ya tenga gran parte de sus pertenencias embaladas para la mudanza, que pretende sea lo antes posible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Jorge Antonio Pérez Ferreiro, inquilino de las viviendas municipales de Recimil: «Vivir en este edificio es un infierno»