«Las piezas de miyuki llevan cuentas de cristal y roca»

Artesanía Nia elabora y enseña desde Pontedeume un arte japonés que permite crear todo tipo de figuras y complementos


 Eugenia Domínguez (Pontedeume, 38 años) estudió Relaciones Laborales, pero trabaja como artesana desde niña. Empezó jugando a hacer pulseras; con los años se convirtió en su mejor manera para desconectar de los estudios y del trabajo. Cuando se quedó en el paro una amiga la animó a llevar a una feria sus creaciones de miyuki (un arte japonés que se hace con cuentas especiales, delicas). Tuvo éxito y ya no piensa en trabajar en otra cosa. Se llama artesanía Nia.

-¿En qué cosiste el miyuki?

-Es una artesanía de origen japonés en el que se emplean unas cuentas que se diferencian de los abalorios por su calidad, ya que las piezas de miyuki llevan cuentas de cristal o roca que se llaman delicas y porque encajan perfectamente, por eso permiten hacer unos dibujos y diseños especiales.

-¿Cómo empezó con este tipo de artesanía?

-Desde pequeña me atraía hacer cosas con las manos y cuando fui creciendo seguía, así que mis amigas me pedían cosas para regalar o para ellas. En la tienda en la que compré los abalorios me hablaron del miyuki y ya no lo dejé: primero para relajarme cuando estudiaba y después de trabajar cinco años como administrativa en una empresa. Sucedió que la empresa tuvo problemas y cuando me quedé en paro una amiga me convenció para que fuese a ferias con los complementos que seguía confeccionando. Fui a la primera en Vilarmaior y enseguida me llamaron para otra en otro ayuntamiento cercano. Así hasta hoy, ya no lo dejé.

-Ahora que es su trabajo principal le generará más presión o estrés...

-No, sigue siendo una forma de desestresarme y de pasar el tiempo. Es un lujo hacer lo que te gusta. Diseño piezas, pero también hago muchas que son encargos de la gente para cosas especiales o porque han visto algo y quieren algo parecido, pero con estas cuentas.

-¿Son piezas caras?

-No. Hay pendientes desde ocho euros con diseños muy diferentes, también broches, colgantes y hasta bolsos decorados con diferentes motivos.

-¿Qué es lo más raro que le han encargado?

-Un llavero con forma de dragón de dimensiones considerables, pero que fue un gusto terminar porque era un reto. Me sentí un poco como cuando enseño la técnica.

-También da clases...

-Sí y me gusta mucho ver cómo la gente va aprendiendo y explorando las posibilidades que le dan las cuentas que se van cosiendo para conseguir las formas, es que se pueden crear muchas.

-¿Solo vende en ferias?

-Hay alguna tienda de la comarca que tiene mis cosas, como por ejemplo la mercería La coqueta de Pontedeume. Los clientes pueden contactar conmigo desde la página de Facebook donde están fotos de las piezas: se llama Artesanía Noa y en breve abriré una web. Claro que también voy a muchas ferias, me he recorrido Galicia y he acudido a algunas en Asturias.

-¿Está acreditada por la Xunta como artesana?

-Como todos los que formamos parte de la asociación Camiño de Artesanía, me parece algo importante para dar valor a nuestro trabajo y que los clientes tengan una referencia cuando acuden a algún mercado.https://www.facebook.com/pg/Artesania.Nia/about/?ref=page_internal

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Las piezas de miyuki llevan cuentas de cristal y roca»