El túnel del tren a Caneliñas supera su primer kilómetro

La obra del acceso ferroviario al puerto se adentra ya en la falla de Cariño, que presenta la mayor complejidad


Ferrol

El túnel que se está excavando en Caneliñas como parte del proyecto del acceso ferroviario al puerto exterior ha superado ya su primer kilómetro de longitud. Es decir, en estos momentos es similar al del Sartego, de la AP-9, que atraviesan a diario centenares de conductores. Este hito se superó el pasado 18 de septiembre y los trabajos se efectúan ya en una de las partes más complejas, la falla de Cariño. De hecho, si hasta ahora durante los tres ciclos de trabajos que se realizan cada día -las tareas no se interrumpen en ningún momento- se ha ido avanzando a un ritmo de tres metros por cada turno, ahora únicamente es de uno.

Esta ralentización de las obras viene dada fundamentalmente por la mala calidad de la roca de la falla y, consecuentemente, por las medidas de seguridad que hay que tomar durante su ejecución. Aunque la ausencia de agua está facilitando el desarrollo de los trabajos, acometidos por la unión temporal de empresas formada por Copasa, Ogmios Proyecto y Geotúnel, «la situación es bastante cambiante de un día para otro», explica Jesús Busto, responsable de Infraestructuras del Puerto ferrolano, quien añade que «de un metro en un metro hay que tomar decisiones diferentes del día anterior».

El túnel es la principal infraestructura del acceso ferroviario de Caneliñas, que unirá la dársena exterior con la exterior. El tendido se prolongará a lo largo de 6,4 kilómetros, 5,5 de los cuales los ocupará el túnel.

Para los responsables del organismo marítimo ferrolano, haber alcanzado el primer kilómetro del pasadizo tiene un valor simbólico, pero el hito de verdadero calado que prevén con el túnel es salvar la mencionada falla.

A diferencia de lo que se venía haciendo hasta ahora, la mayor parte de los trabajos se están acometiendo actualmente con retroexcavadoras, mientras que las voladuras han pasado a ser testimoniales. 

Pronto, el primer año

Las obras de construcción del enlace al puerto exterior ferrolano dieron comienzo en septiembre del 2017, aunque los trabajos de excavación del túnel se iniciaron a finales de ese mismo año. Está a punto de cumplirse el primer aniversario del inicio de esas tareas, en las que trabajan alrededor de 60 personas.

El proyecto fue adjudicado por 90 millones de euros, el 70 % de los cuales los consume la realización del túnel.

Si las previsiones que manejan los responsables del organismo que preside José Manuel Vilariño se mantienen, será a principios del próximo año cuando arranquen los trabajos en el otro extremo del túnel, en el emboquille de A Graña. «Aún hay algunos problemas técnicos que resolver», aseguró Jesús Busto, quien recuerda que la parcela en donde tienen que comenzar presenta una tipografía bastante compleja. De hecho, los primeros estudios realizados no arrojaron mucha información debido a la vegetación que cubría la zona, pero posteriormente pudieron obtenerse otros datos más concretos y actualmente se están analizando para sopesar cuál es la mejor opción posible para llevar a cabo las obras desde esa zona. «Siendo una parcela tan pequeña, preferimos ser cautos en la planificación», afirmó. 

En el 2021

La obra del tren al puerto presenta un plazo de ejecución de 46 meses y tiene que estar lista a finales del 2021.

Además del túnel, que es en donde se centran actualmente los trabajos, también se construirá un viaducto de 300 metros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El túnel del tren a Caneliñas supera su primer kilómetro