En memoria del rector Meilán


En la madrugada del pasado miércoles, José Luís Meilán, amigo entrañable y compañero en nuestra apasionante y no siempre fácil andadura política, nos ha dejado inesperadamente y con el recuerdo de haberlo visto activo y lúcido hasta el último instante. Se ha escrito mucho sobre él en los últimos días y no repetiré lo más conocido de su brillante trayectoria como profesor y como político. Ni tampoco recurriré a mi condición de amiga. El regalo de su amistad es un valiosísimo patrimonio personal que conservaré y disfrutaré en el silencio de mis momentos más íntimos, cuando repase su legado escrito, que es inmenso, y especialmente ese poemario Al pasar que es un diario de emociones y sentimientos abrochados con espiritualidad y pragmatismo.

Esta bitácora la escribo como ferrolana y para los ferrolanos. Y lo hago con la esperanza de rescatar al rector Meilán del olvido que percibí en el silencio institucional que siguió a su muerte, en esta ciudad y en su entorno. Porque creo que es de justicia recordar que nuestro campus universitario tuvo en él a su más leal y eficaz defensor frente a los reiterados intentos de paralizar su desarrollo, les ofrezco unos versos de uno de sus poemas que recordó su discípula, la profesora Marta García, en su funeral: «La luna está en cuarto menguante, tu cuentas por años, yo por instantes» y se los ofrezco como preámbulo de mi plegaria. Yo, que como él cuento por instantes, les pido descubrir, antes de agotarlos, que el rector Meilán vive en la memoria de muchos ferrolanos con el reconocimiento que merece.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

En memoria del rector Meilán