Cien empleos en el naval público

Navantia oferta un centenar de vacantes por la tasa de reposición de las bajas del pasado año aunque la cifra de nuevas incorporaciones crecerá con el plan de futuro


Ferrol

Sindicatos y dirección de los astilleros públicos españoles negocian ya sobre el empleo futuro en Navantia, en el marco del plan estratégico hasta el 2022. Sin embargo, en los últimos meses, la empresa ha empezado a mover ficha en este ámbito, buscando de forma activa nuevos profesionales para sus distintos centros de trabajo. De hecho, además de campañas en medios de comunicación y redes sociales, puso en marcha un apartado en su página web en donde los interesados pueden conocer las ofertas y los perfiles de los candidatos que se buscan. En estos momentos, Navantia mantiene abiertas un total de cien vacantes en sus distintos astilleros, plazas que fueron aprobadas por una tasa de reposición de las bajas a la que dio luz verde el pasado año la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), su único accionista.

La mayor parte de las plazas ofertadas están dirigidas a ingenieros para diferentes departamentos de la compañía. La empresa que preside Esteban García Vilasánchez sostiene que, en los nuevos procesos de selección, «busca personas jóvenes con formación, pero sobre todo con potencial de futuro. Candidatos motivados, dispuestos a moverse internamente y crecer profesionalmente, con formación en idiomas, adaptables a la nueva Navantia, más internacional, más global. Además, se valorarán las competencias digitales que faciliten la incorporación laboral al entorno del Proyecto Astillero 4.0». Además, también informa de que un porcentaje de las vacantes exigirá también perfiles con experiencia, con la finalidad de cubrir todos aquellos puestos de mayor responsabilidad o para los que se requiere determinada trayectoria en un puesto.

No obstante, el acuciante envejecimiento de la plantilla -que tiene una edad media de 59 años, aunque el 29 % tiene más de 60- obliga a la compañía a poner en marcha un proceso de rejuvenecimiento. Este es uno de los puntos claves del plan de futuro y en el que los representantes de los trabajadores tienen puestas muchas expectativas, ya que hace 16 años que no se formaliza en los astilleros públicos españoles una oferta de empleo de la envergadura que se espera que sea la próxima. En el marco del naval español, Navantia absorbe el 80 % del empleo y calcula que, entre la plantilla directa, la auxiliar y la inducida, se mueven alrededor de 40.000 puestos.

Jubilaciones naturales

De forma natural, durante la vigencia del plan, saldrán jubilados alrededor de 1.200 trabajadores de todos los centros de la compañía, aunque esta misma semana CC. OO. ya anunció su petición de que las salidas se formalicen a partir de los 60 años y que se repongan todas esas plazas.

Aunque por el momento la empresa no puso encima de la mesa ninguna cifra en cuanto a las nuevas incorporaciones que prevé realizar una vez que se ponga en marcha el plan, tanto la dirección como los sindicatos entienden que esa negociación irá pareja a la del convenio único que se persigue para el grupo.

La firma acaba de poner en marcha una experiencia con empleados sénior

Navantia ha puesto en marcha en las últimas semanas una experiencia piloto de mentoring, por las que los trabajadores sénior transmitirán sus conocimientos y la visión estratégica de la compañía a los más jóvenes y les facilitarán las relaciones dentro de la compañía. Pero además, también ha activado el proceso inverso, denominado reverse mentoring, por el que el mentor es un empleado júnior que comparte con los mayores los conocimientos propios de su generación en materia de nuevas tecnologías, redes sociales y métodos de trabajo, entre otros.

Navantia considera que a través de este tipo de experiencias se contribuye a mejorar las relaciones intergeneracionales y el cambio cultural que precisa la compañía, inmersa en la transformación para ser un Astillero 4.0.

Por otro lado, la empresa afirma que está elaborando planes de sucesión, «precisamente para preparar y desarrollar a las personas que asumirán nuevas responsabilidades, teniendo en cuenta las salidas naturales a las que hacíamos referencia».

Unas 570 salidas en los dos astilleros de la ría hasta el 2022

Los dos astilleros de la ría registrarán hasta el año 2022 un total de 570 jubilaciones naturales, 421 de las cuales se llevarán a cabo en la antigua Bazán y las 149 restantes, en la antigua Astano. La ría ferrolana concentrará el mayor número de jubilaciones de toda la compañía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cien empleos en el naval público