Galardón por visibilizar el sida

La unión de un juego interactivo con un cortometraje sobre el virus le dio un segundo premio a nivel nacional a la comunidad terapéutica O Confurco, de Asfedro


Ferrol

La motivación fue máxima, el resultado, satisfactorio. La comunidad terapéutica O Confurco, coordinada por la Asociación Ferrolana de Drogodependencia (Asfedro), se llevó el segundo premio en las prácticas del Curso de Agentes de Salud organizado por la UNAD, la Unidad Nacional de Asociaciones de Drogodependientes. Al igual que hace un año, el colectivo quedó entre los mejores, esta vez con un proyecto que sirve para dar visibilidad al virus del sida. Se trata de un juego interactivo unido a un cortometraje realizado por veinte usuarios, bajo la batuta de la educadora social Rebeca Graña y la enfermera Sabela Márquez. El título es Lo + positivo.

«La idea surgió de todo el equipo», explica Rebeca. El curso de la UNAD, más allá de los debates diarios, incluye una práctica, que este año se orientó hacia la normalización del VIH. El proyecto se puede encontrar en la plataforma Kahoot!, disponible para ordenadores, móviles y tabletas. ¿En qué consiste la aplicación? La comunidad de O Confurco creó un juego interactivo de preguntas, con cuatro niveles y diez cuestiones en cada uno. Una vez se supera cada uno de esos escalones, aparece un fragmento de cuatro minutos del cortometraje, de manera que si se completa, se habrán visto los doce minutos que dura la parte audiovisual.

«La idea es que cada uno de los test se realice con motivación e interés para poder pasar a un nuevo nivel y ver la siguiente parte de la historia», explica la educadora social. El colectivo ferrolano creó tanto las preguntas como las respuestas del juego, así como el vídeo asociado. Esta fue, precisamente, la parte más amena, porque los usuarios ejercieron de actores, camarógrafos o productores, de forma que su papel fue protagonista en todo momento. «El proceso creativo fue la esencia. Ellos ensayaron y grabaron, en total durante tres meses, y fue muy divertido. Se lo pasaron en grande en medio de un momento de sus vidas que, está claro, no está siendo fácil», añade Rebeca. Al final del corto incluso se atrevieron a cantar Comiéndote a besos, un «esperanzador» tema de Rozalén con el virus como trasfondo.

Normalizar el proceso

El vídeo intenta normalizar todo el proceso desde que se diagnostica el sida: la aceptación, los momentos de frustración, el modo en el que lo ven los seres queridos e incluso el rechazo, para llegar a la conclusión de que no hay ningún problema en convivir con él. El juego interactivo sirve de enlace, pero fue en los doce intensos minutos de vídeo en los que centraron sus esfuerzos. «Trabajamos la empatía, la convivencia y las emociones», subraya Rebeca. Y es que, para muchos de los usuarios, el tema a tratar es más realidad que ficción.

La aplicación en sí está preparada para trabajar en cualquier centro terapéutico, con un formador al frente. Este puede ver en su pantalla cómo lo van haciendo sus alumnos. Cuando se completan todas las preguntas de un nivel, aparece un listado con los que han obtenido mayor puntuación. Es aquí donde se evalúan los resultados y se muestra, como premio al paso de escalón, un capítulo del cortometraje, antes de pasar a la siguiente fase.

Los usuarios de O Confurco pueden estar convencidos de haber llegado al último nivel en estos premios nacionales, con una merecida recompensa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Galardón por visibilizar el sida