Rebajas


Aquellas rebajas de hace unos cuantos años en los que a las puertas de las tiendas y grandes superficies comerciales se agolpaban hordas de compradores compulsivos, deseosos de gastarse los eurillos que habían traído sus Majestades los Reyes, han pasado prácticamente a la historia.

También es cierto que toda la lluvia que no cayó en seis meses, cayó ayer en la ciudad naval. Toda, toda. Y eso no ayuda a la hora de coger el paraguas, el chubasquero, salir a la calle, ir de tienda en tienda, probarse, luchar por un jersey, pagar y sortear los charcos de regreso a casa con cinco bolsas en cada mano.

Es entendible por eso que en un día así, en el que la meteorología es tan adversa, ganen la batalla los centros comerciales, donde se concentran un número importante de tiendas, y las compras on line.

Las ventajas que ofrece el poder adquirir prendas rebajadas sin moverse del sofá, al alcance de solo un clic, hace que muchos compradores renuncien al recorrido tradicional por las tiendas físicas, y solo llenen su cesta virtual. Y los que, pese a todo, deciden desafiar al mal tiempo y tocar con sus propias manos aquellos artículos que compran, optan en la mayoría de los casos por las áreas comerciales cubiertas, donde al menos se pueden librar de la lluvia.

El 7 de enero ya no es lo que era. Principalmente porque las rebajas ya no empiezan solo este día, muchas tiendas de moda y grandes establecimientos deciden adelantar el inicio de los saldos.

Así que entre la lluvia, el viento, el día festivo, los saldos adelantados, la vuelta al colegio, y el bum de las nuevas tecnologías, ¿quién es el valiente que se ha ido de rebajas?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rebajas