La ITE afecta a los edificios de más de 50 años de barrios históricos

Más de 1.200 inmuebles tendrán que pasar la inspección en la primera fase

A Magdalena concentra el mayor número de edificios que deberán ser inspeccionados.
A Magdalena concentra el mayor número de edificios que deberán ser inspeccionados.

ferrol / la voz

La primera fase de la aplicación de la normativa de Inspección Técnica de Edificaciones (ITE) afectará a los edificios de más de 50 años existentes en las zonas históricas de la ciudad: A Magdalena, Ferrol Vello, A Graña y la zona antigua de Esteiro. En total, son 1.252 los inmuebles que deberán ser los primeros en presentar el informe. Y lo deberán hacer de forma inminente. El bando municipal divulgado recoge que ese documento deberá ser presentado ante el Ayuntamiento en el plazo de un mes. Pero ese lapso no empezará a correr hasta que los propietarios reciban en sus domicilios la comunicación que les informa de la obligatoriedad de pasar esa inspección.

En la Casa Solidaria se encuentra a disposición de los interesados desde el pasado viernes la lista provisional de inmuebles que deben realizar esta inspección, que tendrán contratar y costear los propietarios. En la mayoría de los casos, se trata de comunidades de vecinos, ya que la ITE se requiere únicamente a edificios residenciales de viviendas colectivas.

La inspección deberá realizarse si fue construida antes de 1964 aunque en su interior algunos domicilios hayan sido sometidos a rehabilitación, ya que se trata de una revisión de los elementos comunes. Solo quedarían excluidos si se han realizado una rehabilitación integral. También deberán acreditarla quienes pretendan acceder a las ayudas a la rehabilitación, de eficiencia energética o de accesibilidad, independientemente de la antigüedad.

Así lo aclaraba ayer el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, que defendía que la implantación de estas revisiones «no es un capricho municipal, sino una obligación de la legislación estatal». De hecho «todos» los edificios del municipio deberán pasarla, aunque para los de menos de medio siglo de antigüedad todavía no hay plazos. Con ello se conseguirán, precisó el edil, tres objetivos: «cumplir con la obligación legal, tener un diagnóstico de todas las edificaciones del ámbito municipal residencial y corregir las deficiencias y patologías que se puedan advertir, incrementado así la seguridad de todos los ciudadanos y mejorando las condiciones de habitabilidad de los ocupantes de las viviendas».

Evia admite que la exigencia de esta inspección «asusta mucho más» de lo que realmente comporta, ya al final, defiende, «no deja de ser como pasarle la ITV al coche».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La ITE afecta a los edificios de más de 50 años de barrios históricos