Los técnicos rinden tributo al urbanismo del polígono de Caranza

Reivindican las construcciones de Cruz López Müller, Antonio Vallejo y Gerardo Calviño El Día Mundial de la Arquitectura sirvió de homenaje a las primeras «unidades vecinales»


ferrol

?a celebración del Día Mundial de la Arquitectura sirvió ayer de marco en Ferrol para la reivindicación de la Unidade Veciñal Un, de Cruz López Müller, y la Unidade Veciñal Dous, de Antonio Vallejo y Gerardo Calviño. Obras que, como señala el presidente de la delegación ferrolana del Colegio de Arquitectos de Galicia, Juan Pérez López de Gamarra, son «uno de los mejores exponentes» de la arquitectura que, hace tres décadas, asumió la necesidad de generar nuevos hábitats urbanos, en momentos de acusado crecimiento demográfico, sin renunciar a la necesidad de «generar espacios públicos».«Otra cuestión distinta -matiza Pérez de Gamarra- es que, por alguna razón, esos espacios públicos, esos lugares para compartir vivencias que nacieron junto a las dos primeras unidades vecinales del moderno polígono de Caranza, finalmente no se utilizasen, o casi no se utilizasen. Que la gente pase a través de ellos, pero no permanezca allí...».Centro CívicoLa jornada de ayer incluyó un acto en el Centro Cívico del barrio, organizado por el Colegio de Arquitectos en colaboración con la asociación Cuco Ruiz de Cortázar, en el que, con la presencia de expertos como Xosé Manuel Rosales, se habló, en un coloquio abierto al público, sobre la arquitectura contemporánea y la importancia del mejor urbanismo para elevar la calidad de vida en un tiempo como el nuestro. Las unidades vecinales homenajeadas en esta ocasión suman en total 801 viviendas. Y en su diseño se buscó que la alta densidad de edificación permitiese liberar superficie para zonas verdes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los técnicos rinden tributo al urbanismo del polígono de Caranza