­¡Al timón, piratas de agua dulce!

Rare vuelve a escena con «Sea of Thieves». Un título en primera persona donde el jugador podrá surcar un vasto mar, en solitario o en compañía, en busca de tesoros, galeones y grandes amistades. Pero, ¡ojo!, cuidado con no molestar al legendario Kraken.


Es indiferente que los piratas fueran saqueadores, asesinos, ladrones, sucios y fugitivos. La cultura popular ha querido vestirlos de héroes libertarios, de prófugos aventureros y amantes de los mares. Rare, la compañía británica detrás de éxitos masivos como Donkey Kong Country o GoldenEye 007, lo sabe y su último título se aprovecha de ese legado más cinematográfico que histórico para dar forma a Sea of Thieves. Es la hora de arriar las velas y soltar amarras. Los tesoros esperan.

Sea of Thieves ha salido hace apenas unos días, por lo que la mayoría de los jugadores aún están asimilando su dinámica y posibilidades. Es por ello que resulta difícil discernir hasta dónde llegará este nuevo título. Su idea es simple y agradable: surcar los mares con amigos o desconocidos, ser un bravo bucanero que elije sus objetivos e ir recuperando tesoros por la ingente cantidad de islas que pueblan el mapamundi del juego. Esqueletos, serpientes y, como no, otros jugadores, son el enemigo a batir.

¿Cuál es el pero entonces? La necesidad de saber, imposible de averiguar aún, si su sistema de juego es tan profundo como cabría esperar. Su dinámica es sencilla, quizá demasiado. ¿Repetitiva? Puede parecerlo, pero sin embargo funciona y uno quiere seguir inmerso en su mundo. Es innegablemente divertido. Con amigos, ciertamente, es toda una experiencia compartir la aventura e ir soltando bravuconadas por el micrófono y los auriculares. De proa a popa y de babor a estribor. Dominar la jerga es imprescindible.

En una industria habitualmente dominada por la búsqueda de gráficos hiperrealistas, se agradece que Rare haya apostado por el estilo cartoon o de dibujo animado. El mundo de Sea of Thieves luce increíble en todas las plataformas, y tanto las tormentas como las puestas de sol o los amaneceres son pura poesía audiovisual. Siendo un juego tan esperado la comunidad se ha volcado con él. Twitch echa humo, y en él ha logrado colocarse como uno de los videojuegos más seguidos de esta última semana sin apenas esfuerzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

­¡Al timón, piratas de agua dulce!