Cuatro hélices para el ocio y el negocio

El Parrot Bebop 2 es un compendio de las posibilidades que ofrecen los drones actualmente: un dispositivo que permite seguir el vuelo en primera persona a través de unas gafas, que se puede enviar a 2 kilómetros de distancia y que, además de diversión, ofrece aplicaciones de tipo profesional.

.

Redacción / La Voz

Los primeros cuadricópteros eran juguetes; los últimos pueden ser a la vez un dispositivo de ocio y una herramienta profesional útil para muchos sectores económicos. La firma francesa Parrot tiene en su modelo Bebop 2 uno de los mejores ejemplos del mercado. Este dron se ofrece en un pack Adventurer que incluye el mando de control Skycontroller y las Cockpitglasses, unas gafas FPV (siglas en inglés de Visión en Primera Persona) que proporcionan una panorámica de 90 grados de lo que el dron está captando con su cámara y dan al usuario una sensación de inmersión total en el vuelo.

El Bebop2 dispone de una cámara frontal de 14 megapíxeles con un objetivo ojo de pez que capta vídeos y fotos con resolución Full HD, libres de distorsiones y luminosas. Una de las posibilidades, en combinación con la app Parrot Follow Me, es hacer que el aparato nos siga cuando estamos practicando una actividad deportiva -correr, escalar, deportes acuáticos o de montaña, circular en bicicleta...-. Bebop nos enfocará en todo momento y nos mantendrá en el centro de la imagen. La aplicación también ofrece movimientos registrados (Cénit, Órbita, Parábola, Bumerán...) que contribuyen a crear piezas de vídeo fluidas y con variedad de tomas y secuencias.

Si lo que queremos es manejar el dron como si fuera un avión de aeromodelismo, el mando Skycontroller 2 permite un control más preciso que desde el móvil. La estabilidad y maniobrabilidad en vuelo son bastante buenas, aunque lógicamente en días de mucho viento su capacidad queda limitada, ya que solamente pesa 500 gramos. El Bebop puede alcanzar una velocidad de 60 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 25 minutos en el aire, antes de que sea necesario recargar su batería. Se puede operar hasta una distancia de 2 kilómetros.

Todos los trayectos, fotos, vídeos y los datos de los vuelos se memorizan para que sea sencillo encontrarlos y compartirlos en YouTube o redes sociales. Además, Parrot ofrece Flight Plan, una solución de pago para crear planes de vuelos autónomos de una gran precisión (altitud, velocidad, ángulo de la cámara, etc.).

Modelado 3D

Una de las soluciones profesionales del Bebop 2 es el modelado 3D para agentes inmobiliarios y el sector de la construcción. Funciona mediante un software, denominado Pix4DCapture y que se puede descargar gratuitamente en smartphones y tabletas iOS y Android, que convierte el cuadricóptero en una avanzada herramienta de fotogrametría. Una vez que el usuario define el área que quiere mapear (en la pantalla del móvil), la app crea un plan de vuelo optimizado. Durante diez minutos, el Bebop 2 sobrevuela esta zona predeterminada tomando imágenes y datos de forma autónoma. En solo 30 minutos esta información es analizada y convertida en modelos en tres dimensiones de gran realismo. Este pack incluye el Skycontroller, tres baterías y una licencia de Pix4Dmodel por un año.

Parrot advierte a pilotos expertos y aficionados que deben tomar el mando de un dron de forma responsable y de acuerdo con la legislación. Entre las pautas que da están no perderlo nunca de vista, no acercarse a la gente o grabar sin su consentimiento, no superar la altitud máxima permitida, no volar cerca de bases militares, aeropuertos y zonas industriales, evitar las zonas superpobladas y urbanas, y tampoco utilizarlo con lluvia, nieve, niebla, vientos fuertes o de noche.

Votación
5 votos
Comentarios

Cuatro hélices para el ocio y el negocio