Adiós a un gigante de la Red

La compra de Yahoo! por la firma de telecomunicaciones Verizon y su fusión con American Online cierra una página de la historia de Internet. La nueva compañía tiene 1.300 millones de cuentas, pero, ¿qué va a pasar con los servicios más populares como el correo electrónico y los portales Tumblr o Flickr? ¿Sobrevivirán?


Redacción / La Voz

El 13 de junio se cerró una página a en la historia de Internet. Yahoo!, la compañía que en la época de la burbuja de las puntocom llegó a estar valorada en 100.000 millones de dólares, dejaba de ser independiente. Un gigante de las telecomunicaciones de Estados Unidos, Verizon, hacía efectivo el acuerdo de compra firmado hace casi un año y pagaba algo más de 4.000 millones por una empresa que ya era importante cuando el reino de los fundadores de Google se reducía a un garaje.

Yahoo! fue fundamental en los primeros tiempos de la Red. A finales del siglo XX y a principios del XXI enganchó a millones de usuarios con sus cuentas de correo electrónico y su directorio de páginas web. Entonces era un icono de modernidad. Y explotaba muchos otros servicios masivos. Pero su historia, aunque cuenta con un puñado de páginas brillantes, es la de una larga lucha contra la irrelevancia y la marginalidad, y se asemeja a la de un viejo imperio con pies de barro que pierde poco a poco terreno y que no logra engancharse a los nuevos tiempos.

¿Qué perdió Yahoo!? Primero, el dominio de las búsquedas frente a Google. Después, el de los anuncios frente a plataformas emergentes como Facebook. Nunca supo adaptarse a la era de la movilidad. Y las únicas buenas noticias que dio en mucho tiempo fueron relativas a compras milllonarias y a una excelente maniobra financiera, la compra de un porcentaje elevado de acciones del gigante chino Alibaba en el 2004. Entonces Yahoo! gastó 1.000 millones. Hoy esa participación vale muchísimo más. Y dio oxígeno a la compañía, enmascarando y retrasasando su decadencia, pero no pudo evitarla. Llegó el momento de bajar la persiana. Y de formar parte de una nueva empresa, Oath (juramento, en inglés), surgida de la fusión con otro gigante en horas bajas también adquirido por Verizon, AOL (American Online, que engloba marcas como Huffington Post, Engadget y TechCrunch). Bajo el paraguas de la nueva compañía se situarán varios servicios que hoy en día aún son usados por millones de personas en todo el mundo.

¿Qué pasará con el correo electrónico? ¿Aguantará el servicio de microblogging Tumblr? ¿Qué futuro aguarda al portal de fotografía Flickr? ¿Y a los populares portales de Finanzas y Deportes? Verizon tendrá la última palabra, y no hay que descartar que se produzcan fusiones, sinergias o cierres, pero según declaró el nuevo máximo responsable de Oath, Tim Armstrong (hasta ahora al frente de AOL), la integración debe preocupar poco a los clientes y las marcas seguirán vivas.

¿Tiene que preocuparse entonces alguien que cuente con una o dos cuentas de email de Yahoo!? Pues parece que de momento no. En la industria se da por sentado que se va a mantener la marca, pero que se van a producir notables cambios técnicos.

La reputación del veterano servicio -hay muchas cuentas que datan de la época en la que Bill Clinton era presidente de Estados Unidos- quedó comprometida cuando se hizo publico que sufrió sendos ataques que supusieron la sustracción de información privada de más de 1.000 millones y de 500 millones de usuarios respectivamente. Y también hay que tener en cuenta los precedentes. En marzo, 4,5 millones de cuentas de correo de Verizon fueron desactivadas. A sus propietarios les dieron tres opciones: pasarse a una cuenta de AOL, irse a otro proveedor ajeno a la empresa o cerrarla. ¿Puede pasar lo mismo con el correo de Yahoo!? Parece que no. Es un servicio mucho más popular que el otro. Y su valor de marca aún es alto, pese a los problemas de seguridad. En Estados Unidos le auguran una larga vida, una completa renovación tecnológica, y una posible entrada en el mercado del correo electrónico corporativo, en el que ahora mismo reina Gmail.

¿Qué ocurrirá con Flickr y con Tumblr? Fueron dos estandartes del imperio Yahoo!, ejemplos de cómo la compañía intentó crecer a base de compras millonarias de productos de gran éxito, pero que no lograron salvar al gigante de la decadencia y no lograron prosperar bajo su mandato, más bien descarrilaron. Ahora afrontan un incierto futuro. Y tal vez se haga realidad una vieja trola de Internet, su fusión en un conglomerado llamado Fumblr. Más allá de esta broma, lo cierto es que ha nacido un gigante, Oath, que cuenta con grandes retos para el futuro y un interesante punto de partida que muy pocos tienen, 1.300 millones de usuarios de sus diferentes marcas.

Marissa Mayer: cinco años de lucha estéril

La historia de Yahoo! es la de una continua lucha por la preponderancia y la redefinición. Y la de varias oportunidades perdidas. En la Red pueden encontrarse referencias sobre las compras que pudo hacer y no hizo. En la lista destacan nombres como Google o Facebook. Sí, Yahoo! pudo haber sido dueña de las que hoy son las dos principales compañías tecnológicas del mundo.

¿Qué hubiera pasado? La pregunta no tiene respuesta más allá de la especulación, pero tiene sentido hacerla vista la trayectoria de la compañía en los últimos años, con Marissa Mayer al mando.

El fichaje de esta ejecutiva procedente de Google y especialista en inteligencia artificial (fue la primera ingeniera del buscador) en el 2012 supuso el último gran intento de cambiar el rumbo errático de Yahoo!.

En el 2013, tras reorganizar la compañía, Mayer hizo su primer gran jugada. Compró Tumblr, un servicio de microblogging al alza, por 1.100 millones de dólares. Tres años después, su valor se había desplomado un 25 %. Fue la última de la serie de adquisiciones de renombre que marcaron la vida de Yahoo!.

En 1999 se hizo con Geocities -un servicio gratuito que acogía páginas personales de internautas- por 4.000 millones de dólares. Y lo cerró en el 2009. En el 2005 otra estrella emergente de la red que pasó a formar parte del imperio fue Flickr, entonces rey absoluto de la fotografía online, y con una vertiente social muy clara, pero que ha perdido pujanza con el paso de los años y la consolidación de servicios como Instagram. Sí fue un acierto la citada compra de gran parte del capital de Alibaba, ahora un gigante. Ese paquete accionarial y la filial japonesa de Yahoo! se han convertido en una nueva sociedad, llamada Altaba, que no ha sido vendida a Verizon.

A pesar de su prestigio y su popularidad, Mayer no supo dar el golpe de timón que necesitaba la compañía. Y alrededor de su figura se ha generado un fuerte debate en la prensa especializada estadounidense. Hay quién critica fuertemente sus decisiones y su estilo de dirección. Y llegan incluso a compararla con Trump o con María Antonieta (la reina de Francia decapitada durante la revolución) por sus excesos de gasto. Hay quién la defiende y dice que su misión era imposible, que Yahoo! ya se hundía sin remedio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Adiós a un gigante de la Red