La manzana se va de mudanza

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto REDACCIÓN / LA VOZ

EXTRAVOZ RED

Diseñado en colaboración con Foster + Partners, el Apple Park será la nueva sede de la compañía tecnológica más influyente del mundo. Un centro de innovación donde seguir creando productos revolucionarios.

26 mar 2017 . Actualizado a las 04:00 h.

El nuevo campus de 70 hectáreas de Apple empezará a acoger empleados en abril. El traslado de más de 12.000 personas se completará en un plazo seis meses y la construcción de los edificios y las zonas verdes está previsto que continúe durante el verano. El Apple Park, concebido por Steve Jobs como un centro de creatividad y colaboración, va a convertir varios kilómetros de asfalto en un oasis en pleno Valle de Santa Clara (California). El edificio central, que tiene forma de anillo y ocupa 26 hectáreas, cuenta con los paneles de vidrio curvado más grandes del mundo.

Jobs habría cumplido 62 años el pasado 24 de febrero y en homenaje a su trayectoria y su influencia el auditorio del recinto llevará su nombre. Además del Steve Jobs Theater, el Apple Park tendrá un centro para visitantes con una Apple Store y una cafetería abierta al público; un gimnasio de 9.290 metros cuadrados para los empleados, e instalaciones de I+D. En las zonas verdes habrá 3,2 kilómetros de caminos para pasear y correr, árboles frutales, praderas y un estanque en el centro del edificio principal.

«La visión que Steve tenía de Apple estaba adelantada a su tiempo. Su intención era que el Apple Park se convirtiera en el centro de la innovación para las generaciones futuras», explicó Tim Cook, consejero delegado de Apple. «Los espacios de trabajo y las zonas verdes están diseñados para inspirar a nuestro equipo y proteger el medio ambiente. Hemos logrado construir uno de los edificios con mejor rendimiento energético del mundo, y el campus funcionará exclusivamente con energías renovables», añadió.