La nueva inteligencia artificial

Los asistentes de voz de nuestros móviles inteligentes están a punto de ser realmente útiles. Las capacidades que van adquiriendo se parecen cada vez más a las humanas y algunas de sus funciones, como aprender progresivamente o encontrar la solución a algunos problemas, se consideran ya como algo natural. Lo que era inteligencia artificial dejará de serlo y se convertirá pronto en simple tecnología.


Cuando arrancaba la década de los 90 llevar un teléfono móvil por la calle no era tan habitual, hablar con él en sitios públicos llamaba la atención y relacionarse de una forma natural con el terminal era impensable. El método de interactuar estaba limitado a una botonera física e introducir texto era toda una aventura, ya que cada uno de los botones tenía que ser pulsado hasta cuatro veces para encontrar la letra o el símbolo adecuado a incluir en el mensaje. Una pesadilla si lo comparamos con el modo en que utilizamos nuestros dispositivos totalmente táctiles a día de hoy.

Casi cualquier persona es susceptible de llevar un terminal en su bolsillo y muchos de los usuarios adolescentes o jóvenes lo llevan en su mano, dispuesto para disparar en cuanto sea necesario. Las notificaciones echan humo durante todo el día y parte de la noche. Hacer una llamada empieza a ser cosa no tan habitual; le hablamos al móvil para que grabe nuestra voz y se la envíe a nuestros contactos. Por eso vemos a muchas personas con el móvil sostenido a la altura de la boca como si de un helado se tratase, pero no se lo van a comer, están interactuando con él, comunicando.

El cambio de hábitos hace que el terreno esté perfectamente abonado para lo que está por venir. Todos los fabricantes de sistemas operativos están trabajando para que nuestros dispositivos móviles se pongan a nuestro servicio y lo harán a través de los asistentes digitales de voz. Habrás oído hablar de Siri, la simpática, inocente y a la vez avispada voz que sale de los iPhone de Apple para dar originales respuestas a las preguntas de los usuarios ansiosos por demostrar la capacidad de su móvil a sus colegas. Por ahora no demasiadas personas se toman en serio el utilizar el asistente de voz. Tampoco lo hacen los usuarios de Android con Google Now, el asistente que el sistema operativo ha adoptado y que es capaz de darte respuesta a tus peticiones pero también se encarga de utilizar tu historial de búsqueda e incluso la información de los textos de tu correo electrónico para ofrecerte artículos de noticias que te puedan interesar, informarte de los resultados de tu equipo favorito o recordarte con el tiempo necesario el horario de salida de tu vuelo; y no hace falta ser viajero para que se encargue de recomendarte una ruta para llegar a tu casa, estimar el tiempo que tardarás en llegar o pasarte el parte meteorológico para que salgas de casa bien preparado. Google Now está pensado para adelantarse a tus deseos, pero tienes que darle información, concederle los permisos necesarios que te irá pidiendo según vuestra relación aumente de intensidad, y confiar en él.

Los que lo están haciendo pero que muy bien son los ingenieros de Microsoft. Tienen un asistente digital en lo que ellos insisten en llamar fase «beta» o a pruebas, que es una verdadera delicia. Se llama Cortana y está en constante revisión para ser perfeccionado y llegar a conseguir darte información no solo de que tienes que hacer una llamada, sino también a quién y, lo más importante, qué es lo que no debes olvidarte en esa conversación. Llama a tu mejor amiga, pregúntale cómo está su niña que nació hace unos días y queda como lo que eres, una amiga preocupada. Cortana está para darte su ayuda con aplicaciones de terceros y así le puedes pedir directamente que eche un ojo al muro de Facebook de ese chico que te gusta tanto o que te informe de cuántas calorías tiene media piña; lo hará y además te propondrá añadir piña a tu dieta en esa app de control de calorías que estás utilizando tanto últimamente.

Y no solo serán los teléfonos los que lleven integrados los servicios de atención por voz. Amazon, el gran gigante de ventas online, ya tiene un sistema de asistencia a través de voz integrado en Echo, su altavoz inalámbrico con acceso a Internet. En esta ocasión han bautizado a esa voz como Alexa y a ella le puedes pedir que ponga tu música favorita o que te dé cualquier información que necesites. Pero Alexa es mucho más que eso. Se trata de un servicio que Amazon pone a disposición de los fabricantes de dispositivos conectados que incluyan un micrófono y un altavoz. Así ya se puede utilizar Alexa para controlar la iluminación o la temperatura de tu domicilio. Tan solo tendrás que decirle a tu central de mando, o a tu móvil, «Alexa, enciende las luces del comedor» o «Alexa, aumenta tres grados la temperatura de la habitación de Pablo».

Los asistentes digitales están aprendiendo constantemente. Su reto a estas alturas es ser inteligentes además de parecerlo. Una de las cuestiones que están abordando los desarrolladores de asistentes digitales es la interactividad continuada. No vale de mucho si le haces una pregunta a tu dispositivo Samsung a través de su sistema de ayuda S Voice y necesitas seguir conversando sobre ese asunto y él se hace el loco. Imagina que le pides información sobre cuáles son las piscinas en Ferrol: «Hola Galaxy, dime qué piscinas hay en Ferrol». S Voice te muestra en pantalla un listado en el buscador de Google con el resultado de todas las piscinas que ha encontrado. Tú ahora lo que quieres es saber el precio de la entrada y hacer alguna consulta más, quieres hablar con una de esas piscinas. Si dices «Llama al segundo resultado», tu Samsung hará una búsqueda de nuevo pero no hará una llamada al número de teléfono de esa segunda piscina. Solucionar esto será lo que cambie todo en el uso de los asistentes. Llegaremos a establecer una conversación natural con nuestro asistente digital y todo sin tocar para nada el dispositivo. Estaremos cómodos hablando con él, confiaremos en las respuestas que nos da y sentiremos que nos está haciendo la vida más sencilla. Y cuidado, no tendremos que esperar veinte años para verlo. Antes de un par de años los asistentes digitales habrán desarrollado sus capacidades de aprendizaje y los habremos integrado como algo totalmente natural.

Siri (Apple)

El más simpático y que ha llevado la delantera a todos los demás parece que ya no apura tanto en aumentar su inteligencia. Está centrado en tareas muy básicas como buscar lugares, hacer llamadas o enviar mensajes y no ayuda tanto si le preguntas cuestiones más complejas o enfocadas a la actualidad.

SVoice (Samsung)

Llegó en el año 2012 con el Galaxy S3 para tratar de luchar contra Siri, su principal rival. Hasta hoy los avances de ambos han sido desiguales. Siri ha evolucionado muchísimo, mientras que el S Voice que incorporan dispositivos tan avanzados como el Galaxy S7 no ha demostrado su potencia todavía.

Alexa (Amazon)

Una de las voces más suaves entre los asistentes digitales y además de las más obedientes. Amazon se está esforzando en desarrollar todas las utilidades posibles para Alexa además de su altavoz Echo, que ha sido el primero en aprovechar sus virtudes. Aporta mucha precisión y utiliza un lenguaje muy natural.

Cortana (Microsoft)

Está en fase de refinación constante por parte de los ingenieros de Microsoft. Cortana se encarga de ayudarnos a hacer las mismas cosas que hacemos pero con menor esfuerzo. Quiere ser un asistente para la vida real y trata de anticiparse siempre a lo que necesitamos sin incluso necesidad de preguntarnos.

Google Now

El asistente de voz de Google destaca cuando queremos manejar nuestro dispositivo sin tocarlo o incluso sin sacarlo del bolsillo. Lo activamos diciendo «Ok Google» y tendremos el poder de Internet a golpe de voz. Ya tiene su próxima generación en Google Assistant, incluido en los últimos Pixel y Pixel XL. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nueva inteligencia artificial