Toc, toc... Google llama a tu pantalla

Google quiere hacerse un hueco en la guerra de las videollamadas con Duo, una aplicación que destaca por la sencillez que tanto caracteriza a los de Mountain View. La flamante «app» cuenta con dos grandes bazas: no es necesaria ninguna cuenta para empezar a usarla y tiene un exhaustivo cifrado de extremo a extremo


Google se ha sumado a la guerra de las videollamadas con su nueva app, Google Duo. Y lo hace con lo que siempre ha hecho grande a la compañía de Moutain View: la sencillez.

 El nuevo sistema de videollamadas, pensado para smartphones tanto Android como iOS, es una evolución del Hangouts preinstalado en todos los diposititvos con el sistema operativo de Google, pero todavía más fácil de utilizar, intuitivo y sencillo. Tanto, que apenas hay que explicar sobre su funcionamiento.

La empresa del buscador líder se ha propuesto adelantar a sus principales competidores con una novedad importante: los usuarios no necesitan una cuenta para poder utilizar Google Duo.

A diferencia del FaceTime de Apple, que requiere tener un iPhone o iPad y que lo tenga también el receptor de la llamada; del potente Skype, que obliga a acceder con cuenta de Microsoft; o de Messenger, solo para usuarios de Facebook, el flamante Google Duo no necesita más que conocer el teléfono de la persona a la que queremos llamar que, eso sí, debe tener también el programa instalado.

Y aunque puede parecer un detalle secundario, precisamente ahí radica el gran reto de Google. Con dispositivos en los que ya viene preinstalado FaceTime o Hangouts y la importancia de la marca de Skype cuando se piensa en meter en nuestro móvil una app de videollamadas, los de Moutain View necesitan convencer a los usuarios de que elijan la suya.

Entre sus ventajas están el exhaustivo cifrado de las llamadas de extremo a extremo, su capacidad para funcionar incluso con las redes más lentas (en contraposición a Skype o Hangouts) y su innovadora función «Toc Toc», que permite previsualizar en directo el rostro de la persona que nos está llamando al otro lado del teléfono, algo útil para los más desconfiados.

En todo caso, debido a la apuesta por la sencillez, Duo tiene sus limitaciones.

Igual que Whatsapp, Duo está ligado completamente a nuestro número de teléfono, que hay que proporcionar obligatoriamente al inicio y, a diferencia de FaceTime o Skype, tampoco está disponible para ordenadores ni portátiles, a diferencia de FaceTime o Skype.

No obstante, Duo es perfecta para personas que lo único que quieren es comunicarse visualmente con sus amigos independientemente de la plataforma móvil que utilicen.

Google Duo no se enreda con miles de funciones u opciones de configuración. Es para lo que es: hacer videollamadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Toc, toc... Google llama a tu pantalla