Michelle Christensen, la dama del diseño

Ignacio Ferreiro González

EXTRAVOZ ON

-

El prestigio conseguido como directora del equipo responsable del Honda NSX catapultará a la joven diseñadora californiana Michelle Christensen, que continuará su carrera trabajando para Nissan y actualmente en Karma Automotive, como vicepresidenta de diseño.

22 ene 2023 . Actualizado a las 15:05 h.

El Salón del Automóvil de Chicago de 1989 era el escenario elegido por Honda para mostrar por primera vez su New Sportscar eXperimental, NSX, un deportivo que incorporaba innovaciones suficientes para acreditar la solvencia técnica de su fabricante y disfrutaba de unas prestaciones que le permitían tanto enfrentarse a deportivos alemanes o italianos como servir de base a las versiones de competición que durante la década siguiente participarían en el campeonato ADAC GT alemán, el del Sport Cars Club estadounidense, o en las 24 horas de Le Mans.

Con sucesivas versiones y actualizaciones, el éxito del modelo hará que se mantenga en el mercado durante 15 años, cesando finalmente su fabricación en el 2005. Y no será hasta siete años después cuando se anuncie el desarrollo de una nueva generación, anticipada con el prototipo expuesto en Nueva York y Ginebra en el 2012, que se materializará definitivamente en el modelo de producción presentado en el Salón de Detroit del 2015, y que comenzará a fabricarse un año después.

2016 Honda NSX. Heredando la denominación del icónico deportivo de los 90, la nueva generación del NSX incorporaba los últimos avances tecnológicos, desde la propulsión híbrida hasta la tracción total, bajo una afilada y musculosa carrocería.
2016 Honda NSX. Heredando la denominación del icónico deportivo de los 90, la nueva generación del NSX incorporaba los últimos avances tecnológicos, desde la propulsión híbrida hasta la tracción total, bajo una afilada y musculosa carrocería. -

La incorporación de las nuevas tecnologías y materiales disponibles, incluida la propulsión híbrida en la que tres motores eléctricos se suman al V6 biturbo de gasolina, la tracción integral o la utilización de fibra de carbono, harán de esta segunda generación un deportivo completamente nuevo, que inmediatamente cosechaba unánimes reconocimientos: Sports Car of the Year 2016, de la revista Auto Bild; Best Super Sports Car 2017, de Autocar, o Best Dream Machine 2017, de Motorweek, entre otros muchos. Sin embargo, su resultado comercial no coincidiría con la aclamación de los medios, con ventas escasas que supondrían que la producción cesase en el 2021, manteniendo un año más exclusivamente el Type S, una versión mejorada en potencia y prestaciones.

En cuanto a su vistosa carrocería, al magnífico diseño planteado por Ken Okuyama para el modelo inicial le sucedía ahora una actualizada, envolvente, dinámica y agresiva, resultado del trabajo del equipo dirigido por una joven diseñadora californiana: Michelle Christensen.

Nacida en 1980, a la atracción y las dotes para el dibujo que ya mostraba durante sus años escolares en San José se sumará el interés por la mecánica y los automóviles heredado de su padre, al que ayudaba a poner a punto los hot rods y muscle cars a los que era aficionado, lo que finalmente la llevará a cursar estudios de diseño de transporte en el Art Center College of Design de Pasadena.

Antes de terminarlos conseguía una beca para trabajar en el centro de diseño de Volvo en Camarillo, y durante su último año de carrera era reclutada por Honda, incorporándose tras graduarse en el 2005 al Acura Design Studio en Torrance, en el mismo estado de California, el centro de diseño de la filial con la que Honda comercializa en Estados Unidos los modelos más altos de su gama.

En el 2010 abandona brevemente Acura para trasladarse a General Motors, donde su estancia será de algo menos de un año, regresando a la marca japonesa, ahora como responsable del diseño exterior de sus modelos. Después de haber participado en el desarrollo del ZDX del 2009 y en la segunda generación del RDX del 2013, y tras su consagración profesional al dirigir el equipo encargado de la nueva generación del NSX, será también responsable de propuestas como el Precision Concept del 2016.

DOS DISEÑADORAS

Tras esta última etapa de casi siete años en Acura, y después de unos meses trabajando para Faraday Future, una empresa especializada en el desarrollo de vehículos eléctricos con sede en Los Ángeles, a finales del 2019 se incorporará a Nissan Design America en San Diego, donde a su llegada coincidirá por poco tiempo con Diane Allen, la veterana diseñadora responsable de modelos como el 350Z y el 370Z, Titán o Rogue, que se retiraba en aquellas mismas fechas tras una carrera de más de 35 años en la empresa. Después de haber desarrollado para Nissan propuestas como el Infiniti QX60 Monograph Concept del 2020, en septiembre del pasado año 2022 volverá a cambiar de destino, al ser contratada como vicepresidenta responsable de diseño por Karma Automotive, la empresa californiana especializada en automóviles eléctricos de lujo surgida en el 2014 tras la bancarrota de Fisker Automotive.

Casada desde el 2007 con el también diseñador Jason Wilbur, tras haberse conocido cuando ambos eran estudiantes en el Art Center College, coincidiría además profesionalmente con él durante sus dos etapas en Acura/Honda.