Toyota Highlander: una propuesta diferente

Toyota ya tiene un gran SUV con propiedades montañeras como el Land Cruiser, pero ahora refuerza su oferta en la parte alta de la gama con este Highlander, su nuevo buque insignia, con silueta más familiar, capacidad para siete plazas y cinco metros de largo.


E l Highlander era la gran baza escondida de la marca, que lo tenía para mercados como el americano, más propicios para este tipo de coches. Ahora en Europa le servirá para enfrentarse a un buen número de modelos SUV de gran tamaño con siete plazas disponibles en marcas como Land Rover, Volvo, Volkswagen, Hyundai o Nissan.

El Highlander presume de una apariencia imponente, con sus 4,96 metros de largo, un frontal muy expresivo y un largo capó.

Solo se comercializa con una motorización híbrida formada por su propulsor de gasolina de 2.5 litros y 190 caballos aplicados al tren delantero, donde también tiene la ayuda de otro motor eléctrico, mientras que la tracción total se consigue con el empleo de un segundo motor eléctrico de 54 caballos que impulsa las ruedas traseras. Combinados todos desarrollan 248 caballos.

SIETE AMPLIAS PLAZAS

Lo interesante del Highlander es su gran capacidad interior. Como todos los coches de siete plazas, el problema está en la tercera fila, pero en este caso Toyota diseñó una banqueta deslizable en la segunda fila que permite modular la distancia a la de atrás. Además, segunda y tercera filas son fácilmente abatibles, de modo que con cinco plazas (sin tercera fila) dispone de 658 litros, mientras que plegando la segunda fila queda espacio para almacenar hasta 1.909 litros.

En la consola central del habitáculo se puede disfrutar de una gran pantalla (opcional) de 12,3 pulgadas, aunque la de serie mide 8.

En su circulación, aunque no sea un coche prestacional, se pueden seleccionar cuatro modos: eco, normal, sport y trail. En conducción razonable se pueden conseguir consumos de alrededor de 9 litros a los cien kilómetros, que no están mal tratándose de un coche de este peso y tamaño.

Además es un coche bien insonorizado en su condición de híbrido y cuenta también con todo el potencial de seguridad del grupo Toyota, con el Safety Sense que incluye sistemas como el de precolisión o el de detección de peatones y ciclistas, el control de crucero adaptativo, el de mantenimiento de trayectoria y el de aviso de cambio de carril. Por supuesto que en confort también cuenta con sistemas muy recomendables como el control activo de luces de carretera o el reconocimiento de las señales de tráfico.

El Highlander llegará al mercado español con dos acabados, el Advance y el Luxury, con faros Full LED, llantas de 20 pulgadas, asientos calefactados, cámara trasera o cargador de teléfonos inalámbrico en su acabado más económico. El precio con el que se comercializará será de 52.000 euros o 400 euros/mes con financiación de Toyota, donde se incluyen cuatro años de garantía y cuatro años de mantenimiento.

El Highlander es la alternativa al Land Cruiser, menos montañero que este, pero más familiar y viajero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Toyota Highlander: una propuesta diferente