Luz azul para las emergencias

Ambulancias, bomberos y protección civil deben llevar luces de emergencia azules, como los servicios policiales. Es obligatorio para todos los vehículos nuevos, pero Tráfico acaba de autorizar que los matriculados antes de agosto del 2018 puedan seguir usando el amarillo.


Hace años que los sectores que trabajan en el ámbito de las emergencias venían pidiendo al Gobierno que unificase el color de los dispositivos luminosos de todos los vehículos prioritarios para que su color fuese siempre azul, como ya lo es el de las luces de advertencia que se activan en los coches de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de las policías locales. La petición ya había sido planteada incluso por el Defensor del Pueblo y el Congreso de los Diputados, que presentó varias proposiciones no de ley sobre el mismo asunto. Por fin, hace ahora dos años, el Ejecutivo entonces presidido por Mariano Rajoy dictó una orden que modificó el Reglamento General de Vehículos para disponer que todos los vehículos prioritarios de emergencias tengan sus dispositivos luminosos de color azul. El objetivo es evitar confusiones en la carretera y que todos los usuarios identifiquen el azul como la luz de emergencia en la carretera, para ambulancias, bomberos y protección civil y coches policiales, que ya la llevaban. Así, todos los vehículos de emergencias nuevos deben llevar esos rotativos azules. Para los matriculados antes de agosto del 2018 se había establecido una moratoria que finalizaba ahora, pero debido a los problemas surgidos por la crisis sanitaria del coronavirus, Tráfico permite que esos vehículos continúen usando la luz amarilla hasta que termine su vida activa o hasta que concluya su relación con los servicios de emergencias.

PRIORIDAD AL AZUL

Con la reforma del Reglamento General de Vehículos se pretende que todos los usuarios de la carretera identifiquen rápidamente a los vehículos de emergencias para facilitar su paso en todo momento. «Si ve una luz azul, dele prioridad», es el lema de Tráfico, que sostiene además que esa es la normativa existente para esos servicios de carácter prioritario en la mayoría de los países de la Unión Europea.?

MORATORIA TOTAL

En la reforma de agosto del 2008 se contemplaba que los vehículos de ambulancias, bomberos y protección civil matriculados con anterioridad a esa fecha tendrían una moratoria de dos años para poder adaptarse a la nueva normativa. Y así se mantuvo hasta que se declaró el estado de alarma y empezaron las restricciones en talleres de reparación. Eso implica que muchos de los titulares de vehículos de emergencias, en concreto las ambulancias, estén teniendo serias dificultades para realizar las adaptaciones necesarias en los dispositivos luminosos de los vehículos. La mayoría de las ambulancias pertenecen a empresas privadas que tienen contratos con la Administraciones públicas, por lo que la Dirección General de Tráfico ha atendido la petición del sector y ha concedido una excepción total y esos vehículos podrán mantener la luz amarilla hasta que se den de baja o hasta que terminen su relación con las entidades de servicios de emergencias.

AMARILLO PARA NO URGENTES

Los dispositivos con luz de color amarillo auto se reservan para los vehículos que circulan a muy baja velocidad y para identificar, por ejemplo, a los megacamiones y otros transportes especiales, así como a los servicios de mantenimiento de carreteras y las grúas, o los de recogida de residuos, entre otros. También se reserva el amarillo para los dispositivos luminosos, complementarios al triángulo de peligro, permitidos para colocar en los vehículos averiados o accidentados que suponen un obstáculo en la calzada.

Los vehículos de emergencias de nueva matriculación deben llevar una luz azul cuando realicen un servicio urgente

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luz azul para las emergencias