Jagua I-Pace: el gusto por lo británico

Hemos probado el SUV eléctrico de Jaguar que, bajo el nombre de I-Pace y con sus 400 caballos del motor eléctrico, llega para competir de tú a tú con cualquier fabricante de vehículos «premium» y por supuesto con Tesla.


En un momento en donde muchas marcas premium empiezan a irrumpir en el mercado con sus modelos cien por cien eléctricos, la firma inglesa Jaguar se adelanta con su modelo I-Pace, que con 4,6 metros de longitud y 1,9 metros de anchura ofrece un diseño SUV pero con cierto aire deportivo. El lápiz de sus diseñadores colocaron las ruedas de gran tamaño muy cerca de las esquinas, reduciendo así los voladizos delanteros y traseros y mejorando en mucho la habitabilidad interior. Su coeficiente aerodinámico es muy bajo y a ello contribuye una línea de techo en descenso, un cristal posterior muy inclinado e incluso unos tiradores que se esconden sobre la carrocería al ponerse en marcha. Esto reduce los ruidos de rodadura, a lo que también contribuye su motor eléctrico capaz de generar 400 caballos de potencia y sobre todo entregarlos con un par motor de 700 newton/metro. Con estos datos y teniendo en cuenta que dispone de tracción a las cuatro ruedas, el I-Pace acelera de 0 a 100 en tan solo 4 segundos. La autonomía fijada por el fabricante se detiene en los 500 kilómetros y la capacidad de carga de la batería al cien por cien se puede realizar en tan solo dos horas si disponemos de una toma de 50 kilovatios /hora.

Con 5 plazas muy cómodas, sobre todo los dos asientos delanteros, Jaguar no escatimó esfuerzos tanto en los materiales utilizados como en el diseño interior, dotado de un cierto aire futurista con dos pantallas táctiles y una amplia información de todo lo que ocurre en el coche, sobre todo relacionado con el consumo.

El Jaguar I-Pace no deja indiferente a nadie, su aspecto es elegante y deportivo a la vez, su posición de conducción es alta, pero en comodidad se asemeja a las berlinas tradicionales y la respuesta de su motor es brutal con solo pisar el pedal del acelerador. Esta disponible con tres niveles de acabado y como buen modelo premium su precio se sitúa en el entorno de los 80.000 euros. Eso sí, puede competir de tú a tú con marcas premium alemanas, pero a Tesla lo deja muy atrás, tanto en diseño como en acabados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Jagua I-Pace: el gusto por lo británico